• Y sí, es dinero público aunque ya estuviera previsto.
  • Por de pronto, el FROB se ha tenido que comer 1.390 millones de euros (474 Bankia y 916 BMN).
  • Y, naturalmente, esto ha culminado en que el FROB precisa otros 3.000 millones de euros para no entrar en liquidación.
  • O sea, otro pitorreo contable.

El FROB ha publicado este viernes las cuentas de 2016. Lo más destacado, además de las pérdidas registradas de 1.693 millones de euros, son las valoraciones realizadas por el organismo dependiente del Ministerio de Economía durante el ejercicio. El caso más sangrante es el de BMN, cuya participación (65%) el FROB tenía valorada en 1.492 millones de euros y que ha colocado a Bankia por una cantidad muy inferior: 536 millones. Dicho de otra manera, el FROB tenía valorado BMN en 1.741 millones pero, a la hora de la verdad, cuando se va a integrar en Bankia, esa valoración pasa a 825 millones. Como siempre valore así… La diferencia, 916 milllones de euros, es el impacto negativo que el FROB se ha apuntado en las cuentas de 2016. Hablamos ahora de Bankia. La valoración de la participación del FROB también ha sufrido una importante disminución, aunque no comparable con la anterior: 474 millones de euros. Así, en total, las valoraciones de Bankia y BMN han tenido un impacto negativo en la cuenta de resultados por importe de 1.390 millones de euros. Naturalmente, todo esto ha culminado en que el FROB ha precisado otros 3.000 millones de euros para no entrar en liquidación. El FROB lo dice a su manera: "Para reequilibrar patrimonialmente las cuentas del FROB (…) se ha acordado una conversión del préstamo concedido al FROB por el Estado por un importe de 3.000 millones de euros, quedando tras la conversión un saldo vivo de 10.456 millones de euros". Y más: "Esta conversión no supone inyección de nuevos fondos al FROB, ni afecta a la capacidad del Estado de recuperación de las ayudas públicas concedidas por el FROB. Tampoco tiene impacto en déficit ni en deuda pública", asegura el organismo que preside Jaime Ponce (en la imagen). O sea, otro pitorreo contable. El Popular pasa de 1.300 millones a 1 euro en cuestión de minutos, BMN vale 1.741 millones pero a la hora de la verdad son 825… Además, disponer de 3.000 millones de una línea de crédito y decir que no supone inyección de nuevos fondos… Y ya veremos si todo esto afecta a la recuperación de ayudas públicas y si tiene impacto en el déficit y en la deuda pública. Lo más probable es que sí, aunque lo disfracen de mil maneras. Pablo Ferrer [email protected]