• El magnate mexicano realiza su primera inversión desde que controla Realia: 27,5 millones para construir viviendas.
  • Mientras, endeuda Aqualia y no invierte en las divisiones de Construcción y Servicios de FCC.
  • El proceso sucesorio en el 'clan Slim' avanza despacio: hijos, sobrinos, yernos y nietos ocupan puestos en las empresas de la familia.
  • Quieren hacer cosas nuevas, pero no se atreven a enfrentarse al magnate… que sigue mandando.
Las obsesiones de Carlos Slim (en la imagen) son el espíritu financiero -rendimiento, coste de la deuda…- y el sector inmobiliario, algo que ha quedado bien claro en su último movimiento en Realia. El magnate mexicano ha realizado su primera inversión en la compañía desde que tomó su control: ha comprado suelo en Alcalá de Henares (Madrid) por 27,5 millones de euros para construir viviendas. Algo que contrasta con lo que Slim hace en Aqualia y en FCC. Recuerden que en la filia de agua, la joya de la corona de FCC, no sólo ha metido dinero, sino que ha optado por apalancarla y meter fondos. Además, Slim tampoco ha invertido en las divisiones de Construcción y Servicios de FCC, de hecho en esta última se conforma con recibir el dinero que da, simplemente. Paralelamente, el proceso sucesorio en el 'clan Slim' iniciado en México y del que se vio un resquicio en FCC hace meses avanza despacio. Los tres hijos varones -Carlos (sector telecos), Marco Antonio (financiero) y Patrick (consumo; el que menos pinta y además… es católico)-, algunos sobrinos (Alfonso Salem Slim y Alejandro Aboumbrad González, ambos consejeros de FCC), dos yernos (Daniel Hajj y Arturo Elías Ayub) y nietos (por ejemplo, Daniel Hajj Slim -minera Frisco- y Rodrigo Hajj Slim -Soinmob Inmobiliaria Española-) ya ocupan puestos en las empresas de la familia; mientras las tres hijas (Soumaya, Vanessa y Johanna) se encargan de la responsabilidad social. Los hijos quieren hacer cosas nuevas, pero no se atreven a enfrentarse al magnate… que sigue mandando. Asimismo, la sucesión también se ve en históricos colaboradores de Slim como José Kuri: el hijo de este, Gerardo Kuri Kaufmann, es consejero de FCC y de Realia. Cristina Martín [email protected]