• Y lo dicen muy claro: "los ingresos más altos proceden de actividades comerciales y a un incremento de los beneficios procedentes de operaciones que han dejado de realizarse".
  • Sorprendente: el banco, 72% en manos del Estado, anuncia que trasladará parte de la plantilla a Amsterdam por el Brexit.
  • Los resultados no incluyen los 5.500 millones de dólares que pagará por las reclamaciones en EEUU.
El hecho de que The Royal Bank of Scotland (RBS) haya vuelto a los beneficios (1.293 millones de euros hasta junio) después de tres años en números rojos (en junio de 2016 perdió 91 millones) no significa que el banco nacionalizado haya salido del túnel. De donde ha salido, tal y como adelantó Hispanidad, es de España. Y de aquella decisión, estos resultados. Lo admite la propia entidad: "Los ingresos más altos proceden de actividades comerciales y a un incremento de los beneficios procedentes de operaciones que han dejado de realizarse". Además de la vuelta a los beneficios -la entidad suspendió los test de estrés del Banco de Inglaterra de finales de 2016-, ha sorprendido el anuncio de trasladar parte de la plantilla a Ámsterdam (unos 150 empleados) por el Brexit. Y sorprende, entre otras razones, porque, tras ser rescatado, el 72% del banco permanece en manos del Gobierno. Por cierto, el resultado hasta junio no incluye los 5.500 millones de dólares pactados en julio con la Agencia Federal de Financiación de la Vivienda de Estados Unidos para hacer frente a las reclamaciones en aquél país por la emisión y suscripción de valores respaldados por hipotecas residenciales. Pablo Ferrer [email protected]