• Rompe así una costumbre que data de la época de Bill Clinton.
  • Además, les habla a los musulmanes de "la importancia de la misericordia, compasión... y la buena voluntad".
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió el sábado calurosos saludos a los musulmanes que celebran el final del Ramadán, luego de que su administración rompiera con la tradición de albergar en la Casa Blanca un evento de reconocimiento al mes sagrado, recoge Infobae. "En nombre del pueblo de Estados Unidos, Melania y yo enviamos calurosos saludos a los musulmanes mientras celebran Eid al-Fitr", dijo Trump en un comunicado. "Durante estas fiestas recordamos la importancia de la misericordia, compasión y la buena voluntad", resaltó el mandatario. "Con musulmanes alrededor del mundo, Estados Unidos renueva su compromiso para honrar esos valores", agregó. Desde el gobierno de Bill Clinton, la Casa Blanca cada año albergaba un evento para celebrar la fiesta Eid al-Fitr, que pone fin al mes de ayuno del Ramadan. Así, por primera vez en casi dos décadas, la residencia oficial rompió una tradición que había sido mantenida por George W. Bush y Barack Obama. Andrés Velázquez [email protected]