• El presidente afirma que "hemos llegado a una situación límite" y que "no puede haber un territorio donde el Gobierno no cumpla la ley".
  • El objetivo de aplicar artículo 155 es doble: "volver a la legalidad y recuperar la normalidad institucional", concreta Rajoy.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido en Bruselas para dar cuenta de los acuerdos adoptados en el Consejo europeo. Lógicamente, se le han hecho preguntas relativas al desafío secesionista. Y ha afirmado sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña que "todas las medidas que adoptemos las anunciaremos mañana". Sobre la aplicación del 155, ha añadido: "Es una medida que se toma en última instancia". Rajoy cree que "hemos llegado a una situación límite" y considera que el Govern ha manejado "francamente mal" la situación y que su Ejecutivo ha sido "enormemente prudente". El presidente del Gobierno recuerda que el Parlament sigue cerrado y "los diputados no pueden hablar". "Hay que recuperar la legalidad, no puede haber un territorio donde el Gobierno no cumpla la ley". El objetivo es doble "volver a la legalidad y recuperar la normalidad institucional", ha apuntado Rajoy. El presidente también ha reflexionado sobre el ofrecimiento de diálogo de Puigdemont y recuerda que a lo largo de su trayectoria política "ha hablado con los dirigentes catalanes" y afirma que ha intentado en muchas ocasiones hablar con el president de la Generalitat. Añade que "es muy difícil hablar" cuando alguien te dice que solo puedes dar el visto bueno a un referéndum: "Yo no puedo aceptar ese referéndum". "La actuación de las fuerzas de seguridad tiene el pleno apoyo del Gobierno y de su presidente". Rajoy ha reprochado a los dirigentes catalanes que "no se pueden hacer las cosas peor". "Quien tiene la culpa de lo que está pasando es el incumplimiento de la ley". "Cuando uno se entrega a los extremistas y radicales, que le obligan a cambiar el candidato, pasa lo que está pasando en este país", ha concluido Rajoy Andrés Velázquez [email protected]