• El líder del PP avisó en 2008 sobre parcelas adjudicadas a dedo en Majadahonda y Arganda.
  • ¿La razón? Intervino porque les estaban vigilando y lo iban a destapar…
  • Pero cuando declaró en la Audiencia Nacional el pasado julio, dijo no tener ni idea de "las actividades económicas del partido".
  • En Majadahonda, el responsable era Granados y tras la intervención de Aguirre, rectificó.
  • Pero en Arganda, estaba al frente González y no hizo caso: así empezó la trama Gürtel.
Las declaraciones de Francisco Granados en la Audiencia Nacional han puesto muchas cartas sobre la mesa: además de la "relación sentimental" entre Cristina Cifuentes e Ignacio González y de abrir la vía a nuevas imputaciones, ha aparecido el nombre de Mariano Rajoy (en la imagen). Y es que este advirtió a Esperanza Aguirre sobre dos operaciones irregulares del PP, ¡ah! ¿entonces, sabía algo? El líder popular avisó en 2008 a la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid acerca de dos parcelas que iban a salir a concurso y estaban adjudicadas a dedo de antemano en Majadahonda y Arganda. ¿La razón de este movimiento? Intervino porque les estaban vigilando y lo iban a destapar… Sin embargo, cuando Rajoy declaró en la Audiencia Nacional el pasado julio, dijo no tener ni idea de la parte "económica" del PP. Es más, subrayó que "nada tenía que ver con las actividades económicas del partido, sólo con las políticas". Y claro, tras las declaraciones de Granados, parece que algo sabía… al menos, de las dos parcelas citadas. En Majadahonda, el responsable de la adjudicación era el propio Granados, que tras la intervención de Aguirre, rectificó y echó para atrás la operación. Pero en Arganda, estaba al frente González y no hizo caso: este fue el inicio de la Gürtel. Ojo, porque el asunto no es baladí, ¿podría acabar con una imputación al aforado presidente del Gobierno? Veremos. La próxima cita de Granados ante el juez del 'caso Púnica', Manuel García Castellón, será el próximo 20 de febrero. Cristina Martín [email protected]