• El presidente del Parlament anuncia a Puigdemont, de viaje en Copenhague, como candidato oficial a la Presidencia de la Generalitat.
  • La mayoría soberanista de JxCat y ERC respalda a Puigdemont, mientras la CUP reconoce su "legitimidad" para ser "el primer candidato a la investidura"
  • El resto de grupos que rechazan la candidatura, ven "inviable" la investidura y Méndez de Vigo ya ha advertido que el Gobierno actuará "en consecuencia".
  • Ábalos dice que el PSOE comparte que la Fiscalía haya pedido la reactivación de la euroorden de detención contra el expresident.
  • Inés Arrimadas (Ciudadanos): "Le pedimos a Puigdemont que acepte que su tiempo ya ha pasado".
Este martes, 23 de enero, el expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, ha viajado desde Bruselas a Copenhague, capital de Dinamarca, para participar en un debate, pese a que su abogado le ha advertido que el riesgo de detención es alto. La Fiscalía había pedido al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que ponga en marcha una euroorden para que las autoridades danesas detengan y entreguen a Puigdemont. Tal y como había anunciado el domingo el Ministerio Público, solicitaba que se reactive este mecanismo con respecto a la estancia del expresident catalán en la capital danesa para dar una conferencia. Pero el juez Llarena ha rechazado reactivar la euroorden sobre Puigdemont ya que el traslado a otro país no es suficiente motivo. En su auto el magistrado le dice al fiscal que encuentra razonable su petición, pero añade que hay matices que conducen a que una orden de ese tipo deba ser pospuesta. Recordemos que el juez Pablo Llarena el pasado 5 de diciembre decidió levantar la euroorden de detención que pesaba sobre Puigdemont y el resto de exconsellers huidos para evitar que las autoridades belgas comprometiesen la acusación por un delito de rebelión. Y mientras, el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, ha anunciado a Puigdemont como candidato oficial a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, una investidura que deberá celebrarse, como tarde, el 31 de enero, recoge RTVE. Torrent ha anunciado que solicitará por carta una reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para hablar de la "situación anómala" que vive Cataluña y también se citará con los diputados huidos de la justicia española (el propio Puigdemont, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Antoni Comín y Meritxell Serret) y con los encarcelados (Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sànchez). Pero, según  El País, fuentes del Gobierno central descartan reunirse con Torrent, para hablar de la situación de Puigdemont. Además, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, advierte al presidente del Parlament de Cataluña de que el Gobierno actuará "en consecuencia" y recurrirá cualquier decisión que viole la ley. "Solo cabe una investidura de un candidato que esté presente", ha asegurado el ministro de Educación y portavoz del Gobierno a los periodistas en Palencia. Méndez de Vigo sostiene que el Parlament de Cataluña y su presidente pueden hacer la propuesta que quieran, pero siempre que se respete el reglamento y la Ley. "Eso parece claro y por tanto esperamos que el presidente del Parlamento siga también las indicaciones de los letrados y lo que establece el reglamento", insiste Méndez de Vigo La mayoría soberanista de JxCat y ERC mostró su respaldo a Puigdemont y la CUP reconoció su "legitimidad" para ser "el primer candidato a la investidura", mientras que el resto de grupos expresaron su rechazo al propio candidato y a la propia investidura que ven "inviable". A nueve días de que se celebre la sesión de investidura, que impida una repetición de elecciones, aún es una incógnita el formato de una investidura complicada para Puigdemont por su autoexilio en Bruselas. La opción telemática o delegada por la que aboga JXCat no convence del todo a ERC, que aún no se ha posicionado sobre este extremo. Sí lo han hecho los letrados del Parlament, que se oponen a estas dos vías y a cualquier otra que no suponga la investidura presencial del futuro president. Por su parte, el Gobierno ha anunciado que recurrirá una investidura a distancia y avisa de que el artículo 155 no se desactivará hasta que no haya una toma de posesión presencial del cargo de president. Por su parte, José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, ha afirmado sobre la propuesta de investidura: "No es ninguna sorpresa. Cataluña tiene que estar inserta en la constitucionalidad y merece un gobierno constitucional y por tanto no lo puede dirigir Puigdemont, que es un prófugo de la Justicia que tiene que asumir las responsabilidades". Ábalos dice que el PSOE comparte que la Fiscalía haya pedido la reactivación de la euroorden de detención contra el expresident. Y desde Ciudadanos, Inés Arrimadas ha dicho: "Le pedimos a Puigdemont que acepte que su tiempo ya ha pasado". Andrés Velázquez [email protected]