• El expresident también ficha a otros exconsellers en prisión preventiva: Jordi Turull, Josep Rull y Lluis Puig.
  • Trapero quiere continuar en los Mossos, donde ahora realiza labores administrativas en la comisaría de Les Corts.
  • Burrada de la secretaria general de ERC Marta Rovira: asegura que el Gobierno amenazó con "muertos en las calles" si seguían con la DUI.
  • El PDeCAT pide que Puigdemont sea presidente, aunque no gane su lista.
Carles Puigdemont cierra este viernes su lista para el 21D en Cataluña. Una lista que el depuesto president quiere lo más transversal posible, repleta de perfiles independientes y con poco peso de su partido, el PDeCAT. Los nombres se van sabiendo a cuentagotas y confirman que el cabeza de cartel de Junts per Catalunya ha impuesto su criterio al del partido en la confección y elección de los perfiles que conformarán el cartel electoral. Si este jueves se hacía público que Jordi Sànchez, hasta ayer jueves presidente de la ANC, irá de número 2, este viernes. La Vanguardia informa de que la exconsellera Clara Ponsatí -huida en Bruselas- y que los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull y Lluis Puig- los dos primeros en prisión preventiva y el tercero en Bruselas pendiente de extradición a España- ocuparán puestos prominentes en el cartel electoral del depuesto presidente catalán. Por su parte, el depuesto mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero ha negado este viernes que Carles Puigdemont le haya propuesto concurrir a las elecciones del 21-D como número tres de la lista Junts per Catalunya. Según ha explicado el propio Trapero a Catalunya Ràdio, quiere continuar en el cuerpo, donde ahora realiza labores administrativas en la comisaría de Les Corts. "No hace falta ni que me llamen", ha añadido, recoge El Periódico. 'El Confidencial' ha publicado hoy viernes que Puigdemont habría ofrecido a Trapero un puesto en cabeza en la candidatura que él lidera con el argumento de que le convendría presentarse a las elecciones para poder ser aforado y que su causa dejara de depender de la Audiencia Nacional. Por cierto que la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha dicho una burrada: que el Gobierno "amenazó" por "múltiples vías" con enviar al Ejército y con "muertos en las calles" si el Govern mantenía sus planes de la declaración unilateral de independencia (DUI), un escenario de "violencia extrema" que "no estábamos dispuestos a asumir". Además, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha apostado este viernes por que el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, repita en el cargo tras las elecciones del 21 de diciembre "por todo lo que ha pasado" aunque la lista que encabezará, Junts per Catalunya, no sea la más votada, publica El País. Andrés Velázquez [email protected]