• Es decir, que se quedará en Bélgica aunque mañana el Supremo libere a los exconsellers cesados.
  • Y ha mostrado su confianza en lo que pueda decidir la justicia belga el lunes 4 de diciembre en la vista que debe decidir sobre su posible extradición a España.
  • Además, pedirá a la Junta Electoral "garantías" para hacer campaña en Cataluña "en igualdad de condiciones".
El expresidente de la Generalitat de Cataluña, el huido de la justicia española Carles Puigdemont, ha mostrado un cinismo y una jeta difíciles de igualar al explicar que se quedará en Bruselas aunque el Tribunal Supremo decida levantar este viernes la prisión preventiva a los consellers cesados y a los presidentes de la ANC, Jordi Sànchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, informa Antena 3. En una entrevista en una televisión regional, ha constatado que están en manos de la justicia belga y no hay posibilidad ni la voluntad de querer sustraerse de la responsabilidad que tienen ante ella: "Tenemos el deber de estar aquí. No tenemos intención de eludir este deber". A la espera de que el lunes 4 de diciembre se celebre la vista que debe decidir sobre su posible extradición a España, ha mostrado su confianza en lo que pueda decidir la justicia belga, y ha reiterado la intención de JuntsxCat de pedir a la Junta Electoral que garantice que pueda hacer campaña "en condiciones de igualdad, sin estar impedido". El expresidente aseguró que sólo es culpable de haber cumplido con su programa y que un político sólo debería arrepentirse "de no haber cumplido su compromiso con la ciudadanía". "Estamos en prisión o fuera del país por haber cumplido el programa con el que nos presentamos a las elecciones en 2015", aseguró Puigdemont. El expresidente de la Generalitat aseguró que "no ha habido rebelión, sedición ni conspiración" -los tres delitos de los que se le acusa a él y a sus exconsejeros-, y que la vía judicial "no va a ayudar a solucionar el problema". El político catalán no quiso precisar qué pasará tras las elecciones del 21-D si resulta elegido, aunque sí denunció que es "contradictorio" que los mismos principios que podrían llevarlo de vuelta a la Generalitat "son los que han llevado a los consejeros a prisión". "¿Seré detenido al salir del Parlamento si resulto elegido presidente gracias a un programa que han votado los ciudadanos y los representantes catalanes?", se preguntó Puigdemont. Andrés Velázquez [email protected]