• Estado Islámico reivindica el atentado de Marsella, en el que fueron asesinadas dos mujeres.
  • Mientras, en Canadá, los ataques son investigados por la Policía de Canadá como "actos de terrorismo".
Lo dijo el Papa Francisco: en este momento asistimos a una tercera guerra mundial, lo que ocurre es que se desarrolla por partes. Y este fin de semana ha habido varios ejemplos… En Las Vegas al menos 50 personas han muerto hoy en un brutal atentado perpetrado, al parecer, por un tirador. En Francia, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha asumido la autoría del asesinato de dos mujeres con un cuchillo en la estación de Saint-Charles de Marsella, en el sureste del país, recoge EITB. En un comunicado difundido por la agencia Amaq, portavoz del EI, "el ejecutor del apuñalamiento en la ciudad francesa de Marsella es un soldado del Estado Islámico". Amaq agrega que el ataque se llevó a cabo en respuesta a las llamadas realizadas por los yihadistas para lanzar ataques contra los países de la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, que combaten al grupo terrorista en Siria e Irak. Un hombre mató ayer con un cuchillo a dos mujeres en la estación de Saint-Charles, la principal de Marsella, antes de ser abatido por militares del dispositivo antiterrorista Sentinelle, informó la Prefectura de Policía gala. Según testimonios difundidos por la emisora pública France Bleu Provence, el agresor habría gritado "Allahu akbar" ("Alá es el más grande") al perpetrar el ataque. Por su parte, la Policía de Canadá arrestó ayer a un hombre sospechoso de apuñalar a un policía y atropellar a cuatro transeúntes, en una serie de incidentes violentos en Edmonton (oeste) que el primer ministro Justin Trudeau calificó de "atentado terrorista", recoge La Prensa. Los ataques son investigados por la Policía de Canadá como "actos de terrorismo", según DW. La ola criminal comenzó en la noche del sábado afuera de un estadio de fútbol en Edmonton y culminó horas después con una persecución en automóvil a alta velocidad durante la cual el conductor de una furgoneta embistió a cuatro transeúntes. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se declaró "extremadamente preocupado e indignado por esta tragedia", que calificó de "atentado terrorista". "No dejaremos que el extremismo violento eche raíces en nuestras comunidades", señaló, en tanto urgió a los canadienses a permanecer vigilantes. Andrés Velázquez [email protected]