• Registró un beneficio neto de 105,8 millones de euros en el primer semestre de 2017, un 31,1% más.
  • Y la mejora de los márgenes es reflejo del buen comportamiento registrado tanto por unidades de negocio como por geografías.
Prosegur registró un beneficio neto de 105,8 millones de euros en el primer semestre de 2017, un 31,1% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, ha informado la compañía a la CNMV. Las ventas de los seis primeros meses de 2017 alcanzaron los 2.129 millones de euros, un incremento del 15,9% con respecto al primer semestre de 2016. En este periodo, Prosegur ha reportado un crecimiento orgánico del 12% para el conjunto de sus tres líneas de negocio –Prosegur Cash, Prosegur Seguridad y Prosegur Alarmas –, manteniendo la tendencia iniciada en el primer trimestre de 2017. El EBITDA se ha situado en 247,2 millones de euros frente a los 203,3 millones del primer semestre de 2016. Por su parte, el EBIT ha obtenido una importante mejora del 23,7% hasta alcanzar los 183,4 millones de euros. Estos datos suponen, además, un incremento del margen EBIT desde el 8,1% al 8,6% en los seis primeros meses del ejercicio. Andrés Velázquez [email protected]