• En su etapa al frente de Indra, compró varias empresas relacionadas con amigos suyos.
  • En 2002, adquirió Razona, la consultora de tecnologías y de Internet fundada por Ana Botín.
  • Ese mismo año, compró Europraxis, la consultora creada por miembros de la burguesía catalana, entre ellos, Josep Pujol.
  • Una década después, invirtió 5,5 millones para adquirir el 33% de Oyauri Investment, tecnológica donde trabajaba el hijo de Felipe González.
  • Pero al final, ha acabado fagocitado por Janli Cebrián, quien tiene el apoyo de la vicepresidenta Soraya para seguir controlando la línea editorial de Prisa.
Hace poco más de una semana, Javier Monzón (en la imagen) renunció a la presidencia ejecutiva de Prisa, tras no aceptar la dualidad entre gestión y contenidos. O sea, la orden de Moncloa de que Juan Luis Cebrián siga controlando la línea editorial del grupo. Y todo ello, a pesar de tener el apoyo del rey emérito Juan Carlos I y de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, con los que mantiene una amistad desde hace años, y de los favores que hizo en su etapa al frente de Indra. Recuerden que Monzón presidió Indra desde su creación en 1992 y hasta finales de enero de 2015, cuando fue sustituido por Fernando Abril-Martorell. Es decir, casi durante los mandatos de los últimos cuatro presidentes del Gobierno: Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy -que fue quien le sustituyó-. En esta etapa al frente de Indra, Monzón compró varias empresas para hacer favores a algunos de sus amigos. Por ejemplo, en el año 2002, Indra adquirió Razona, la consultora de tecnologías y de Internet fundada por Ana Botín, cuyo nombre original era Coverlink. Después, al salir de Indra, Monzón fue recompensado con un puesto en el consejo de administración de Santander España. Una relación de amistad y de negocios que a día de hoy continúa: Monzón no sólo ha sido candidato a presidir Prisa, también lo fue para sustituir a Felipe Benjumea en Abengoa o para presidir Openbank, el banco online del Santander. También en 2002, Monzón compró Europraxis, la consultora creada por miembros de la burguesía catalana para ganar cuota de mercado en Cataluña. Entre ellos, estaban: el fallecido Javier Piera, Guillermo Sagnier, Carlos Marín Marí, Juan Bergés y Josep Pujol Ferrusola (hijo de Jordi Pujol). Indra pagó 44 millones por el 100% de Europraxis. Una década después, Monzón invirtió 5,5 millones (1,5 millones primero y 4 millones más tarde) para adquirir el 33% de Oyauri Investment, una compañía tecnológica donde trabajaba el hijo de su amigo Felipe González, Pablo González Romero. Pero al final, a pesar de estos favores y quizá de otros muchos, Monzón ha acabado fagocitado por Janli Cebrán, quien tiene el respaldo de la vicepresidenta Soraya para seguir controlando la línea editorial de Prisa. Cristina Martín [email protected]