• Por los servicios prestados al PP, se entiende.
  • ¿Y Telefónica, Caixabank y HSBC, máximos accionistas? A pagar y a callar.
  • ¡Ah! y Telefónica continuará sin poderle vender su 13% de PRISA a Alierta.
  • Y don César cruzado de brazos.
  • El País. Cosas veredes Sancho: Janli Cebrián se convierte en el periodista de cámara de Rajoy.
  • El plan lo ejecutará el nuevo hombre fuerte de Ana Botín para este tipo de cometidos: Javier García Carranza.
  • La presidenta del Santander, Ana Botín, se ha convertido en la banquera más llamada por Moncloa y por Zarzuela.
Felipe González ha debido pasar unas amargas navidades contemplando como su alter ego, su larga mano periodística, Juan Luis Cebrián, se divorcia de él, tras un matrimonio ideológico de honra raigambre, y se marcha con su nuevo amante, un tal Mariano Rajoy. Porque, pueden creerlo: Janli Cebrián se ha convertido en el nuevo periodista de cámara de Moncloa, además de millonario, por casa ajena. Para ser exactos, millonario por PRISA. La noticia: los accionistas de PRISA -ya saben, los antes conocidos como propietarios- Telefónica, Santander, HSBC, Caixabank y Amber, ya tienen claro, muy a pesar de éste último, detrás del cual está don César Alierta, que Cebrián ha vuelto a salirse con la suya. Ha cedido la Presidencia a Manuel Polanco y él se ha quedado con la Presidencia de El País, que creo es una SL. Pero no le resultaba suficiente, y entonces se empeñó en la famosa Fundación, responsable de mantener el ideario del grupo PRISA, El País y la SER, sobre todo, que pasarán de ser progres-socialistas a progres-peperos, porque hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad. Orden directa de don Mariano Rajoy a la operadora y a los bancos accionistas: en PRISA manda Cebrián, pues la permanencia de la unidad de España y, sobre todo, mi permanencia en el Palacio de la Moncloa, así lo exigen y ordenan. Así pues, créese la Fundación de Janli y prométansele dos cosas: 1.- Un sueldazo que mis fuentes aseguran no se ha fijado… pero que debe ser un sueldazo. 2.- En tres años, cuando se jubile (a que no se jubila), 9 milloncejos de indemnización para entretener sus ocios. En el entretanto, Cataluña es mala, el PP es bueno y todos consensuamos en que el cristianismo está pasado de moda y los católicos son unos hipócritas y pelín chorizos. ¿Los accionistas? A pagar y a callar, que para eso son propietarios. ¿Quién ejecuta las exigencias de Cebrián, ergo, las órdenes de Rajoy y Soraya?: Javier García Carranza, el nuevo hombre de Ana Botín por este tipo de delicados menesteres, procedente de la banca de inversión. Si las SA eran sociedades sin alma, la banca de inversión es la inmersión en la nada. Por cierto, que Ana Botín se ha convertido en la interlocutora empresarial favorita tanto de La Moncloa como la Zarzuela. Total: que a Janli se le abre una fundación desde la cual controlaba la ideología de los medios PRISA: España unida y Rajoy en Moncloa. Ambos objetivos. Por siempre jamás. Eulogio López [email protected]