• El líder de la formación recibió 4.500 euros en B a través de su productora, tras lograr un contrato entre el canal Hispan TV y el Canal 33, propiedad de Enrique Riobóo.
  • Una cifra que podría ser superior, según Manos Limpias, pues en la querella que presentaron ante el Tribunal Supremo le acusaron de diez delitos y de viajar a Venezuela para recibir fondos.
  • Sin embargo, ahora el protagonismo lo tiene el 'número tres', que defraudó a Hacienda por los 425.000 euros que cobró de varios países hispanoamericanos.
  • También tiene una querella, en la que le acusan de integración en organización criminal y delitos societarios.
  • A pesar de todo esto, la formación sigue su rumbo para estar en las urnas: la eurodiputada Teresa Rodríguez renunciará a su cargo porque es candidata a presidir la Junta de Andalucía.

Hace unas semanas, les contábamos en Hispanidad que Podemos se iba despojando de su disfraz por los escándalos de sus líderes e incluso ensalzaba al Banco Santander. La joven formación política se enfundó el traje 'regenerador' de la democracia, pero este ya no parece tan impoluto ni tan alejado de la corrupción como sus miembros pretendían.

Los escándalos empezaron con el líder de Podemos, Pablo Iglesias (en la imagen), pero en la actualidad la lupa sólo se centra en los líos de su 'número tres', Juan Carlos Monedero. Así, se olvida que el primero también tiene un problema fiscal, aunque sea de menor envergadura, pues en cuestiones de engañar al Fisco lo de menos es la cantidad: lo único que importa es que se ha cometido el pecado más grande.

Iglesias se presentó en sociedad con una imagen distinta y le dijo al pueblo, hastiado de la clase política y de la corrupción, ni más ni menos que lo que este quería oír, actuando como una especie de encantador de serpientes. Entre otras cosas, cargó las tintas contra la denominada "casta", lo que le granjeó un gran éxito en las pasadas elecciones europeas y logró sentarse en el Parlamento Europeo (PE).

Sin embargo, ahora Iglesias podría ser prisionero de su propia forma de hacer política. El líder de Podemos no es tan 'limpio' como nos ha hecho creer. Entre noviembre de 2012 y enero de 2013 recibió 4.500 euros en B a través de Producciones Con Mano Izquierda (CMI), tras conseguir un contrato entre el canal Hispan TV y el Canal 33, propiedad de Enrique Riobóo. Un hecho que destapó elEconomista el pasado mes de diciembre, pero como Iglesias estaba en estado de gracia no pasó nada.

Al hilo de esto, el problema fiscal de Iglesias podría ser mayor. El pasado miércoles, Manos Limpias presentó ante el Tribunal Supremo (TS) una querella contra él, en la cual también señalaban que viajaba a Venezuela para "recibir fondos no declarados" de su gobierno. Pero no sólo eso, le acusaban de diez delitos: pertenencia a organización criminal, asociación ilícita y delitos contra los derechos de los trabajadores, entre ellos. Además le comparaban con Hitler, Lenin, Pol Pot, Mao Zedong o Fidel Castro.

Aunque en estos momentos el 'número tres' de Podemos ha quitado protagonismo a Iglesias. Monedero defraudó a Hacienda por los 425.000 euros que cobró tras asesorar a los gobiernos de Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador en 2013. Engaño que trató de reparar con una declaración complementaria y pagando 130.000 euros a la Agencia Tributaria. Algo que no le ha librado tampoco de ser objeto de querella por parte de Manos Limpias, presentada el pasado lunes -dos días antes que la de Iglesias-, y en la que le acusan de integración en organización criminal y delitos societarios. Por si todo esto fuera poco, este lunes el periódico El Mundo desvela que Monedero acumula 700.000 euros en sus tres cuentas en España y su renta anual como profesor universitario asciende a 50.000 euros brutos anuales.

Veremos en qué queda toda esta historia de escándalos de Podemos, que también ha puesto bajo sospecha a Íñigo Errejón por su contrato con la Universidad de Málaga (UMA). A pesar de todo ello, la formación aún sigue teniendo éxito en las encuestas. Quizás no vendría mal recordar el refrán que dice más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer porque no se sabe qué pasaría si llegan a La Moncloa, pues su programa se ha desinflado.

Pero Podemos continúa su rumbo para acudir a las urnas. La última hora es que la eurodiputada gaditana Teresa Rodríguez va a ser la candidata a presidir la Junta de Andalucía porque ha ganado las primarias. En concreto, su lista 'Andalucía Sembrando Futuro' se ha impuesto con un 80,86% de los apoyos y por ello, Rodríguez tendrá que renunciar a su silla en el PE.

Cristina Martín


cristina@hispanidad.com