• La próxima semana interpondrán otra contra el Centro de Estudios Políticos y Sociales, seún confirma el secretario general de Manos Limpias a Hispanidad. 
  • El Ceps es también una asociación sin ánimo de lucro ligada a los líderes de este partido y recibió 1,5 millones de euros en 2013 de los gobiernos de Venezuela y Ecuador.
  • Miguel Bernad anuncia que van a ampliar las querellas presentadas "a todo el entramado societario de esta troika particular (Iglesias, Monedero y Errejón)". 
  • La situación se complica para Podemos: "la Fiscalía debería apoyar la querella porque está bien fundamentada, pero el juez puede desligarse de su informe preceptivo y actuar", añade. Además está "absolutamente convencido" de que imputarán a Pablo Iglesias.
  • Mientras, el arco parlamentario se conjura contra la 'hipocresía' del nuevo partido pidiéndole explicaciones y el PP les 'acorrala', pues Hacienda ha abierto una investigación al secretario general.

Parece que con Podemos al final se va a cumplir aquel refrán que dice no es oro todo lo que reluce, pues no hay día que pase sin que nuevas revelaciones pongan seriamente en duda la imagen impoluta y lejana de toda corrupción, que hasta ahora nos han vendido sus principales caras. Y es que al nuevo partido, ya se le ha empezado a caer el disfraz por los escándalos que han protagonizado sus líderes últimamente, pero podría quedarse sin nigún traje si la cosa sigue.

En estos momentos, Podemos está contra las cuerdas. En primer lugar, por parte del Sindicato colectivo de funcionarios públicos Manos Limpias. Una historia que empezó el pasado 2 de febrero, cuando presentaron una querella contra el 'número 3' de la formación política, Juan Carlos Monedero, ante el juzgado de instrucción situado en la Plaza de Castilla. En la misma le acusaban de varios delitos: organización criminal, falsificación documental, societario y contra la Hacienda pública.

El segundo capítulo llegó tan sólo dos días después, cuando Manos Limpias interpuso una querella contra el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. Pero en esta ocasión lo hizo ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) por tratarse de un eurodiputado y que como tal tiene condición de aforado. El citado sindicato le acusó de muchos más delitos que a su colega Monedero, en concreto, de diez: contra los derechos de los trabajadores, desobediencia, organización criminal, asociación ilícita, apropiación indebida, societario de administración desleal, tráfico de influencias, cohecho, corrupción entre particulares y contra la Hacienda pública.

Y habrá más episodios. El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad (en la imagen), ha señalado a Hispanidad que van a ampliar las querellas presentadas "a todo el entramado societario de esta troika particular, que forman Iglesias, Monedero e Íñigo Errejón". No hay que olvidar que este tercer líder tuvo también un lío por el contrato que tenía con la Universidad de Málaga, el cual finalizó el pasado 16 de diciembre.

Precisamente este jueves Manos Limpias se ha querellado contra la asociación cultural sin ánimo de lucro Producciones Con Mano Izquierda (CMI). En su junta estuvo el propio Iglesias hasta el pasado septiembre, aunque dicho cambio se inscribió el 12 de enero de este año, como informó elEconomista. Según desveló este mismo diario, a través de CMI recibía pagos en B, por producir, supuestamente, su programa La Tuerka en el Canal 33, pero en realidad eran unas comisiones por lograr un contrato entre el canal Hispan TV y el de Enrique Riobóo.

Pero no será la última, el citado Sindicato presentará otra la próxima semana contra el Centro de Estudios Políticos y Sociales (Ceps), otra asociación sin ánimo de lucro ligada a los líderes de Podemos. El motivo lo desvela también este jueves la prensa, pues esta fundación recibió 1,5 millones de euros desde 2013 por parte de los gobiernos de Venezuela y Ecuador.

De esta manera, la situación se complica para Podemos porque el asunto está en manos de los tribunales. Ahora falta saber si la Fiscalía actuará al respecto, "debería apoyar la querella porque está bien fundamentada", ha afirmado Bernad. Sin embargo, "el juez puede desligarse del informe preceptivo de la Fiscalía y actuar", añade. Ante la pregunta de si podríamos ver la imputación de las caras más visibles de Podemos, entre ellas, su 'número 1', Pablo Iglesias, Bernad responde de forma tajante: "sí, indudablemente, estoy absolutamente convencido".

Además Manos Limpias no es la única que les ha puesto contra las cuerdas. El arco parlamentario se ha conjurado contra la 'hipocresía' de Podemos y pide explicaciones al nuevo partido 'anticasta' que podría ser prisionero de su propia forma de hacer política. Por su parte, el PP trata de 'acorralar' a Podemos con el objetivo de lograr la imputación de Pablo Iglesias: Hacienda le ha abierto una investigación por sospechas de fraude fiscal, pues también tiene un problema, aunque la lupa se centraba antes en Monedero.

Cristina Martín

[email protected]