• Los cristianos iraquíes pasan de 300.000 a entre 200.000 y 250.000, mientras los sirios se reducen de dos millones a uno.
  • Claro que muchos iraquíes se han quedado en su país, pero viven como desplazados internos.
  • La mayoría de los huidos se ha refugiado en Líbano, donde la población cristiana representa el 32% del total.
  • También Turquía y Jordania son países de acogida para los cristianos, al igual que Alemania, Suecia o Francia.
  • "Muchos predicen la marcha de casi todos los cristianos en los próximos tres años al prolongarse contra pronóstico la situación de violencia", dice la ONG Puertas Abiertas.
La persecución religiosa hacia los cristianos en Oriente Medio no se detiene. Y es que más de un millón de cristianos ha huido de Irak y Siria por la guerra y la llegada del Estado Islámico, según el último informe de la ONG Puertas Abiertas. En concreto, los cristianos iraquíes han pasado los 300.000 que se contabilizaron en 2014 a entre 200.000 y 250.000 actualmente, aunque no todos han dejado el país y se han convertido en refugiados, muchos viven como desplazados internos. Mientras, los cristianos sirios se han reducido a la mitad desde los dos millones que se calculaban en el año 2011. Precisamente, es el actual régimen de Al Assad el que respeta la libertad religiosa frente a la persecución de los llamados rebeldes. La mayoría de los cristianos que han optado por la huida se ha refugiado en Líbano, donde la población cristiana representa el 32% del total. Claro que Turquía y Jordania también son países de acogida para los cristianos dentro de Oriente Medio, al igual que Alemania, Suecia o Francia en Europa. El informe de la ONG Puertas Abiertas destaca que la llegada del autoproclamado Estado Islámico ha sido solo el "desencadenante definitivo" de una tendencia en auge, pues los cristianos han ido perdiendo gradualmente la esperanza en un futuro más seguro para ellos en la región. Además, "muchos predicen la marcha de casi todos los cristianos durante los próximos tres años al prolongarse contra pronóstico la situación de violencia". Asimismo, el posible retorno de los cristianos que han huido parece complicado: tienen pocas esperanzas por la destrucción de sus pueblos en un 70% u 80% y la falta de educación para los niños. Y es que el trabajo, la dignidad, el futuro y la seguridad son generalmente las cuatro cosas más importantes para los cristianos. Por ello, no es de extrañar que "el 65% de los cristianos quiera abandonar la región del Kurdistán en comparación con solo el 12% de los musulmanes kurdos y árabes". "No hay esperanza para los cristianos en Oriente Medio", concluyen varias de las fuentes consultadas para realizar el citado informe. Cristina Martín [email protected]