• Es decir, no entra en el sentido de las relaciones sexuales. Ni mucho menos en el pudor exigible a ellos y a ellas.
  • Juicio visto para sentencia: la fiscal pide 22 años y 10 meses de prisión para cada uno de los cinco implicados.
  • Les acusa de violación grupal a una joven de 18 años "sin consentimiento y bajo violencia e intimidación".
  • Los hechos se produjeron durante los últimos Sanfermines en Pamplona.
  • La fiscal desbarata los argumentos de 'La Manada': "Ella no sospechaba ni rematadamente lo que pasaba".
  • Entre los cinco acusados hay un militar y un guardia civil.
  • El juicio quedará hoy martes visto para sentencia, aunque es probable que el fallo no llegue hasta después del parón navideño.
El Ministerio fiscal ha afirmado este lunes en la presentación de su informe de conclusiones por la supuesta violación grupal de los Sanfermines que los hechos "se produjeron sin consentimiento y bajo violencia e intimidación", y ha considerado que "las pruebas son absolutamente contundentes", recoge Navarra.com. La fiscal ha ido desgranado una a una las pruebas que existen contra cinco los procesados (entre ellos, un militar y un guardia civil), a la vez que ha desmontado la versión de los miembros de 'la Manada', para quienes solicita 22 años y 10 meses de prisión, y que han sostenido que fue sexo consentido. La acusación pública ha lanzado un alud de pruebas incriminatorias, aunque antes ha calificado de totalmente creíble la versión de la víctima. La joven ha mantenido, a su entender, un relato "coherente", que sigue "las reglas de la lógica" y "persistente", "sin contradicciones". Todo lo contrario, ha indicado, que los procesados, que se han contradicho entre ellos y carecen de credibilidad. La fiscal Elena Sarasate, que ha dedicado dos horas a la presentación de su informe en la sala, ha asegurado que los cinco acusados "actuaron de forma conjunta y organizada", mientras la joven denunciante "no sospechaba ni rematadamente lo que estaba pasando". "Cuando los acusados terminaron y consiguieron lo que querían, la dejaron tirada y semidesnuda", ha afirmado. Además, la fiscal ha defendido que "la declaración de la víctima cumple todos los requisitos para darle absoluta y totalmente credibilidad y sin embargo la de los acusados tiene contradicciones, no pequeñas, sino determinantes". "Ellos sí sabían a lo que iban y lo tenían claro", ha dicho ante la sala, donde los cinco acusados han estado sentados detrás de sus defensas y en frente de la fiscal, siguiendo la sesión con aspecto serio y tranquilo. El juicio quedará hoy martes visto para sentencia, aunque es probable que el fallo no llegue hasta después del parón navideño. Así lo apuntó hace unos días el presidente del TSJ de Navarra, Joaquín Galve. En resumen, este juicio no entra en la cuestión de fondo: el sentido de las relaciones sexuales. Ni tan siquiera mencionada cuestión del pudor, tanto de ellos como de ellas. Sólo en el libre consentimiento de las partes, especialmente de la mujer. Y como se trata de una cuestión difícil de determinar, el juicio por presunta violación se ha convertido en una cuestión nacional. Andrés Velázquez [email protected]