• El presidente de EEUU ha advertido de que el cambio climático amenaza la seguridad nacional.
  • Su Plan de Energía Limpia pretende reducir en un 32% las emisiones de dióxido de carbono de las centrales termoeléctricas para 2030.
  • Obama ya prometió lo mismo en cuanto llegó al poder, hace ya siete años; pero ahora queda como el mejor defensor del medioambiente y su plan, como un legado para la historia...
El presidente de EEUU, Barack Obama, ha advertido de que el cambio climático amenaza la seguridad nacional de Estados Unidos. Su Plan de Energía Limpia pretende reducir en un 32% las emisiones de dióxido de carbono de las centrales termoeléctricas para 2030. "Solamente tenemos un hogar, un planeta. No hay un plan B", dijo Obama en un discurso en la Casa Blanca, en el que se insistió en que el cambio climático no es un problema de las generaciones venideras sino que ya está aquí. "Somos la primera generación en sentir los impactos del cambio climático", aseguró. Los 2.043 millones de toneladas métricas de gases que calientan la atmósfera que EEUU emitió en 2014 al producir electricidad son el triple que todos los que produjo la cuarta mayor economía del mundo, Alemania -contando generación eléctrica, transporte y consumo industrial y privado en ese país-. Solo los países en vías de desarrollo, como China, India o Rusia, son más ineficientes que EEUU en su uso de la energía, de acuerdo con los datos del Banco Mundial. Pero, aun con esas cifras, lo cierto es que el presidente estadounidense ya prometió lo mismo en cuanto llegó al poder, hace ya siete años. Y ahora, al presentar el plan, queda como un auténtico defensor del medioambiente y trata de pasar a la historia. Pero lo peor de todo es que ha colado... Andrés Velázquez [email protected]