• El presidente de EEUU quiere acabar con el sorteo de "green cards" tras el atentado.
  • Las "green cards" permiten a extranjeros de todo el mundo beneficiarse con un permiso de residencia permanente y de trabajo en el país.
  • El terrorista es un inmigrante uzbeko, Sayfullo Saipov, de 29 años, que se inspiró mirando vídeos del Estado Islámico.
  • El FBI encontró al segundo sospechoso que buscaba por el atentado de Nueva York.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha pedido la pena de muerte para el inmigrante uzbeko que provocó la muerte de ocho personas en Nueva York al arrollarlos con una camioneta, informa Reuters. "El terrorista de Nueva York estaba feliz cuando pidió colgar la bandera de ISIS (Estado Islámico) en su habitación del hospital. Mató a 8 personas, 12 gravemente heridas. DEBERÍA RECIBIR LA PENA DE MUERTE!", tuiteó Trump. Además, el presidente estadounidense criticó el programa de sorteo de "green cards" que permite a extranjeros de todo el mundo beneficiarse con un permiso de residencia permanente y de trabajo en el país tras el atentado cometido en Nueva York el martes que dejó ocho personas muertas y 12 heridos, recoge El Periódico de Guatemala. Trump acusó al senador Chuck Schumer, actual líder de la oposición demócrata en la Cámara alta, de patrocinar el sistema de "green cards" en 1990. "Tenemos que parar esta locura", afirmó el presidente. El terrorista, Sayfullo Saipov, de 29 años, quien fue hospitalizado tras ser disparado y arrestado por un oficial de policía, dijo a los investigadores que se inspiró mirando vídeos del Estado Islámico y comenzó a planear el ataque del martes hace un año, según una denuncia penal presentada el miércoles. Saipov ha sido acusado de proporcionar apoyo material y recursos a una organización terrorista extranjera, especificada en los documentos como Estado Islámico, y un cargo de violencia y destrucción de vehículos motorizados que causó la muerte de ocho personas. El fiscal adjunto de Manhattan, Joon Kim, dijo que el primer cargo conlleva una pena máxima de cadena perpetua, mientras que el segundo podría suponer a Saipov la pena capital si es declarado culpable y el Gobierno decide buscarla. Cargos adicionales o diferentes podrían presentarse más tarde en una acusación formal, explicó Kim. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) dijo que localizó a un segundo hombre uzbeko, identificado como Mukhammadzoir Kadirov, de 32 años, a quien interrogará por el ataque ocurrido junto al Río Hudson en la zona del Bajo Manhattan. De los ocho fallecidos, cinco eran turistas argentinos que formaban parte de un grupo de amigos que visitaban Nueva York para celebrar el trigésimo aniversario de su graduación de la escuela secundaria, uno era ciudadano belga, uno era residente de Nueva York y otro vivía en Nueva Jersey. Andrés Velázquez [email protected]