• La Iglesia de Corea del Sur podrá enviar a Corea del Norte, a partir de la Pascua de 2016, sacerdotes para celebrar las eucarísticas en las principales fiestas litúrgicas de la Iglesia católica y para llevar ayuda humanitaria.
  • La noticia es consecuencia de la visita oficial a Corea del Norte realizada por una delegación de la Iglesia de Corea del Sur.
  • La delegación de Corea del Sur fue invitada a principios de diciembre por la Asociación Católica de Corea del Norte, el organismo que responde al régimen de Pyongyang.
La Iglesia de Corea del Sur podrá enviar a Corea del Norte, a partir de la Pascua de 2016, sacerdotes para celebrar las eucarísticas en las principales fiestas litúrgicas de la Iglesia católica y para llevar ayuda humanitaria, informa Fides. Se trata de un milagro en toda regla (dado el carácter totalitario del régimen comunista que dirige Kim Yong-un, en la imagen), resultado de la visita oficial a Corea del Norte realizada por una delegación de la iglesia de Corea del Sur. La noticia ha sido anunciada durante una conferencia de prensa que se realizó este 7 de diciembre en Seúl y transmitida también por la agencia de noticias Fides. "Si no hay imprevistos", dijo el arzobispo Hyginus Kim Hee-joong, presidente de la Conferencia Episcopal de Corea y miembro de la delegación, "la próxima Pascua será la primera solemnidad litúrgica en la que se podrán enviar al norte, sacerdotes de la Archidiócesis de Seúl para celebrar la misa". El pasado 3 de diciembre, los 17 miembros de la delegación de Corea del Sur -que incluía cuatro obispos y 13 sacerdotes- celebraron en la catedral Changchung en Pyongyang, la liturgia eucarística, en la que participaron 70 laicos católicos norcoreanos. Durante la misa, los obispos y otros miembros de la delegación repitieron con gran emoción las palabras del Credo junto con los laicos norcoreanos presentes, como signo de comunión en la confesión de la misma fe apostólica. La delegación de Corea del Sur fue invitada por la Asociación Católica de Corea del Norte, el organismo que responde al régimen de Pyongyang. Durante la misa, los obispos, los laicos y los sacerdotes cantaron juntos, recibieron la eucaristía e intercambiaron el gesto de la paz. En el primer día de su visita, que tuvo lugar del 1 al 4 de diciembre, los miembros de la delegación de Corea del Sur visitaron el hogar de ancianos y la guardería en Pyongyang gestionada por la Asociación Católica de Corea del Norte. Durante la visita, como ya informó la Agencia Fides, el vicepresidente de la Asamblea Suprema del pueblo, Kim Yong Dae, invitó a la delegación en el Aula de la Asamblea Parlamentaria Mansudae y durante el coloquio, dio las gracias a la Iglesia de Corea del Sur por el importante papel asumido en favor de la paz y la reconciliación entre las dos Coreas. Andrés Velázquez [email protected]