• El secretario de Estado para el Deporte no quiere que el decreto salga adelante, mientras que el secretario de Estado de Cultura sí que está a favor.
  • Este enfrentamiento entre sus subordinados es otro problema para José Ignacio Wert, que debe soportar también la intromisión de Cristóbal Montoro, deseoso de cobrar el dinero que le deben los equipos.
  • Un decreto que tampoco goza del favor del presidente merengue Florentino Pérez, del de la LFP, Javier Tebas, y del fundador y socio de Mediapro, Jaume Roures.
  • Recuerden que pretendía imponer el modelo inglés de café para todos, pero la legislatura se va acabando.
  • La Premier League vende sus derechos televisivos por la cifra récord de 6.900 millones de euros a Sky y BT: los equipos se repartirán el 50% a partes iguales.

El decreto ley de derechos sobre los derechos del fútbol corre el peligro de quedarse guardado en un cajón, pues se multiplican las trabas para que vea la luz y la legislatura se acaba en unos meses. Lo último es que el secretario de Estado para el Deporte ) y presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, lo retiene, llegando a enfrentarse incluso a su compañero de Ministerio, el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle (ambos en la imagen).

El primero no quiere que el decreto ley salga adelante, mientras que el segundo sí que está a favor. Este enfrentamiento entre sus subordinados es otro problema para el titular de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que es el máximo responsable de la nueva normativa.

Por si fuera poco, Wert también tiene que soportar la intromisión en este asunto de su colega del Gobierno, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que está deseoso de cobrar el dinero que le deben los equipos de fútbol. Por este motivo, no dudó en tomar cartas en el asunto y dar así un varapalo al Real Madrid y al F.C. Barcelona.

El decreto ley tampoco goza del favor del presidente merengue Florentino Pérez, que antes del paso delante de Montoro no dudó en presumir de haberlo retenido. Y es que tanto el Madrid como el Barça son los grandes privilegiados porque se reparten hasta ahora la mitad de los derechos del fútbol, lo que supone 151 y 152 millones de euros por temporada, respectivamente.

Otro de sus 'enemigos' es el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, cediendo así ante Florentino, ya que no quiere que todos los equipos cobren lo mismo por los derechos del fútbol. "No creo que sea justo el mismo modelo de reparto", señaló al respecto. Y el tercero en contra es ni más ni menos que el socio fundador y propietario del 33% de Mediapro, Jaume Roures, que ha conseguido retrasar la ley con el apoyo de Cardenal y además tiene buena relación con Tebas.

Recuerden que se preveía que el famoso decreto se aprobara a finales del año pasado y entrara en vigor en la temporada 2016/2017, aunque tendría dos años de transición -una 'pequeña' cesión ante los grandes clubes-. Este pretendía imponer el modelo inglés de café para todos en el reparto de los derechos del fútbol, es decir, que todos los equipos cobren lo mismo por la retransmisión de los partidos de Liga. Además preveía que la tarta aumentara de tamaño, pasando de 700 millones a 1.000 millones por temporada, aunque seguiría estando lejos de los números de otras ligas, como la inglesa.

Al hilo de esto, el pasado martes, la Premier League vendió sus derechos televisivos para las próximas tres temporadas por 6.900 millones de euros a las cadenas Sky y BT. Una cifra récord que es 2.842 millones superior a lo que pagaron estas cadenas por retransmitir los partidos entre 2013 y 2016 (4.058 millones). Sky y BT emitirán 168 partidos por temporada (126 y 42 respectivamente), es decir, un total de 504.

Mientras que de los 6.900 millones los equipos se repartirán el 50% de los derechos a partes iguales (el 25% en función de sus méritos deportivos y de la clasificación a final de temporada y otro 25% dependiente de las audiencias). Así, el club que menos gane recibirá cerca de 135 millones, teniendo un trato mucho más ventajoso que la mayoría de los equipos españoles.

Volviendo a la Liga española no podemos olvidar que el contrato de Mediapro acaba en junio, por lo que habrá un concurso de licitación pública para retransmitir los partidos, que coordinará Tebas. Entre las candidatas están Telefónica y Al Jazeera, por ahora.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com