Mediaset atraviesa una situación complicada en cuanto a evolución bursátil se refiere. Y es que ha perdido un 33% de su valor en lo que va de año por los menores ingresos publicitarios y los cambios en el consumo televisivo (el tradicional va perdiendo terreno a favor del que se realiza vía Internet a través de Facebook, Google, HBO o Netflix). Y ojo, tampoco podemos olvidar que podría empezar a cansar a los inversores la elevada cantidad de telebasura

Morgan Stanley prevé un débil segundo semestre para el grupo que en España lidera Paolo Vasile 

En el parqué español, Mediaset empezó el año con una cotización de 9,4 euros por acción, pero el pasado 14 de agosto cerró en los 6,272 euros, siendo el peor valor del Ibex 35 tras anotarse un desplome del 4,39%. La razón de este último varapalo fue un nuevo informe de los analistas del banco de inversión estadounidense Morgan Stanley, que preveía un débil segundo semestre para el grupo que lidera en España Paolo Vasile.  

Otra fuerte caída que se sumó a la sufrida el pasado 12 de junio, cuando otro banco de inversión del otro lado del Atlántico (Kepler) le retiró su confianza. En concreto, identificó como principal amenaza para Mediaset a Facebook, Google, HBO y Netflix, recomendando a los inversores reducir los títulos del grupo “pese a contar con la retransmisión del Mundial de Fútbol de Rusia”, como recuerda Bolsamanía.

Kepler señala que Facebook, Google, HBO y Netflix son su principal amenaza

Pese a la fuerte pérdida de valor, parece que Mediaset ha celebrado la festividad del 15 de agosto, pues cerró con sus títulos en verde, con un ligero incremento del 0,22%. Recuerden que en esa fecha muchos pueblos y ciudades de España están de fiesta, la mayoría en honor a la Virgen María, y además, esto también se ve en Italia, donde a la tradición católica se une el laico Ferragosto. Una 'alegría' que también se deja notar en el parqué este jueves, pues a hora y media del cierre de sesión, las acciones subían un 1,27%, situándose en 6,286 euros. 

Paralelamente, conviene destacar que Mediaset no es el único grupo audiovisual que no está teniendo un buen año en bolsa. Atresmedia se ha depreciado un 29,4% en lo que va de año, pues empezó cotizando en 8,71 euros y ahora está en el entorno de los 6,15.