• Mientras tanto, Yoigo mantiene una buena fachada en resultados.
  • Con mejora en todos los márgenes.
  • El problema es la TV y las inversiones necesarias en fibra.
El fondo Providence se ha convertido en el primer accionista del conglomerado Masmovil-Yoigo, el cuarto operador de telecos con red propia. Con más del 20% quien manda ahora es el fondo. Y lo cierto es que Providence no se resigna a ser uno más: como ya hiciera en ONO, aspira a crecer; aunque como buen fondo que es, crecer es un paso para dar el pase. Jubilarse en una empresa no es lo suyo. Quedarse a cortar el cupón aún menos. En cualquier caso, la concentración avanza y el problema sigue siendo el mismo: la convergencia. En concreto, cómo introducir la oferta televisiva, la más cara, pero ahora misma la oferta de moda, en los servicios. Eso y extender la parte de fibra óptica. Providence mete prisa, pero también deberá meter dinero u obtenerlo en el mercado. Eulogio López [email protected]