• Gloria Cecilia, la monja colombiana secuestrada por Al Qaeda, suplica en un vídeo la ayuda del Papa Francisco "hasta lo imposible" para lograr su liberación.
  • "Hemos visto el vídeo como todos y estamos felices por saber que se encuentra con vida. Esto nos anima a continuar con la oración y los esfuerzos para liberarla", explica monseñor Jean-Baptiste Tiama.
Gloria Cecilia Narváez es un monja colombiana secuestrada por un grupo yihadista en el norte de Malí el 18 de febrero de 2017 en Karangasso. El grupo yihadista, denominado Frente Al Nusra para el Islam y los Musulmanes, vinculado a Al Qaeda, ha publicado un vídeo en el que Gloria Cecilia suplica al Papa Francisco que interceda "hasta lo imposible" para conseguir su liberación.  En el nuevo vídeo, que dura 4 minutos y 44 segundos, la religiosa se dirige al Papa Francisco para pedir su mediación en su liberación, habla del viaje del Pontífice a Hispanoamérica y revela que ha vivido la Navidad en cautiverio, lo que hace pensar que el vídeo se filmó a finales de diciembre. "Hemos visto el vídeo como todos y estamos felices por saber que se encuentra con vida. Esto nos anima a continuar con la oración y los esfuerzos para liberarla", explica a la Agencia Fides monseñor Jean-Baptiste Tiama, obispo de Sikasso, en Malí, informa Fides. "Nos ha aliviado ver que la hermana Gloria aparecía en buenas condiciones. El hecho de que haya mencionado el viaje del Papa en Chile y Perú nos hace pensar que el vídeo es reciente. Esto nos da mucha esperanza", destaca monseñor Tiama, en cuya diócesis de Karangasso fue secuestrada la religiosa. El obispo recuerda que "la semana próxima en la que se cumple un año del secuestro, haremos una vigilia de oración. Toda la comunidad diocesana se reunirá donde fue secuestrada sor Gloria para rezar y pedir su liberación". En julio de 2017 fue publicado otro vídeo de la religiosa difundido por sus secuestradores que presumiblemente pertenecen a un grupo yihadista vinculado a Al Qaeda. Las autoridades colombianas declararon el pasado setiembre que trabajaban "con organismos de inteligencia, especialmente la misión internacional que hay allá, encabezada por Francia", según el director del Grupo Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía colombiana (Gaula), general Fernando Murillo. Murillo precisó entonces que la monja tenía problemas de salud en una pierna y en los riñones. José Ángel Gutiérrez [email protected]