• Más del 90 por ciento de los votantes kurdos expresó apoyo a la independencia del Kurdistán, en el norte de Irak.
  • La consulta no es legalmente vinculante y los analistas consideran improbable que el Gobierno declare la independencia, a pesar del amplio respaldo que obtuvo la propuesta.
  • EEUU, Francia, Alemania y el Reino Unido se oponían a la celebración del referéndum porque consideran que la unidad de Irak es clave para derrotar al Estado Islámico (EI).
Más del 90 por ciento de los votantes kurdos expresó apoyo a la independencia del Kurdistán, en el norte de Irak, en el controvertido referéndum unilateral celebrado ayer, según los resultados preliminares dados a conocer por la comisión electoral. La asistencia a las urnas fue superior al 72 por ciento, añadió la comisión, tras precisar que los resultados definitivos estarán disponibles en tres días, informa DW. Cerca de 5,6 millones de personas estaban llamadas a decidir si la región autónoma kurda se independiza del resto de Irak. La consulta no es legalmente vinculante y los analistas consideran improbable que el Gobierno declare la independencia, a pesar del amplio respaldo que obtuvo la propuesta. El presidente kurdo, Massud Barzani, votó vistiendo el tradicional uniforme peshmerga y mostró a las cámaras su dedo manchado de tinta. Los kurdos depositaron sus votos en 2.065 colegios electorales en la región autónoma del Kurdistán y en otras zonas disputadas, como Kirkuk, una de las provincias más ricas en petróleo del país. Allí se registró un episodio violento: un miembro de las fuerzas kurdas murió y dos resultaron heridos cuando hombres armados abrieron fuego en la ciudad de Tuz Khurmato, donde se celebraba la consulta. Después del referéndum, muchos kurdos salieron a las calles de Erbil a celebrar, en medio de bocinazos, banderas y fuegos artificiales. Potencias occidentales como EEUU, Francia, Alemania y el Reino Unido se oponían a la celebración del referéndum porque consideran que la unidad de Irak es clave para derrotar al Estado Islámico (EI), lucha en la que los kurdos han desempeñado un papel destacado. El Departamento de Estado de Estados Unidos expresó su "profunda decepción" por la celebración del referéndum sobre la independencia de los kurdos en Irak. "El referéndum unilateral complicará enormemente la relación del gobierno regional del Kurdistán tanto con el gobierno de Irak como con los Estados vecinos", señaló la cartera en un comunicado. El Departamento de Estado aclaró que, si bien la relación de Estados Unidos con el pueblo del Kurdistán no va a cambiar por la celebración de este referéndum, Washington cree que "este paso aumentará la inestabilidad y las dificultades de la región del Kurdistán y su gente". El problema es que los kurdos son un pueblo que se extiende por cuatro estados: Siria, Iraq, Irán y Turquía. Andrés Velázquez [email protected]