• Ni siquiera irá a Portugal tras los pasos de Bankinter.
  • En dos meses y medio, Vivaz capta 5.500 clientes.
  • La nueva firma quiere alcanzar los 150.000 asegurados en 2020.
  • Línea Directa logra récord de beneficio pero pierde peso dentro de Bankinter.
Línea Directa no seguirá los pasos de Bankinter en Portugal. La aseguradora quiere centrar sus esfuerzos en el desarrollo de Vivaz, su firma de seguros de salud por internet que lanzó en septiembre de 2017. Según Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa (en la imagen), el objetivo es lograr una facturación de 50 millones de euros y 150.000 asegurados en 2020. El reto es asequible aunque supone mejorar significativamente las cifras iniciales. Y es que durante octubre, noviembre y diciembre, Vivaz ha captado 5.500 asegurados, esto es, 1.834 mensuales. Para alcanzar 150.000 en 2020, el ritmo de contratación debería multiplicarse por cuatro, hasta los 4.167 contratos mensuales. Así las cosas, Línea Directa sigue creciendo de manera orgánica gracias, sobre todo, a los seguros de Auto. En 2017, según los datos presentados este lunes, el beneficio de la compañía alcanzó los 152 millones de euros, un 11,2% más que en 2016, con una facturación de 797,4 millones, un 8% superior a la de un año antes. "En términos de negocio, 2017 ha sido el mejor ejercicio de la historia de la compañía", ha señalado Merino. Efectivamente, la filial de Bankinter crece a buen ritmo pero pierde peso dentro del grupo: ha pasado a ser la tercera línea de negocio -antes era la segunda- que más aporta al margen bruto de la entidad (21%), por detrás de banca de empresas (30%) y de banca comercial (28%). Además de los objetivos para Vivaz, el grupo pretende alcanzar los 3 millones de clientes en 2018 y los 1.000 millones de euros de facturación en 2020. Pablo Ferrer [email protected]