• De esa forma, el expresidente pierde la opción de regresar al poder en las presidenciales de 2021.
  • Los electores también aprobaron, con un 63% de los sufragios, reestructurar el órgano creado por el ex gobernante de izquierda para nombrar autoridades de control, lo que en la práctica supone una "descorreización" total del Estado.
  • Aunque Correa viene advirtiendo que no descarta promover una Asamblea Constituyente con plenos poderes para, eventualmente, destituir a Moreno y redactar una nueva Carta Magna.
  • Lo de siempre: el poder permanente corrompe de forma permanente.
Los ecuatorianos aprobaron con un 64% de los votos suprimir la reelección indefinida en el referéndum de este domingo, convocado por el presidente Lenín Moreno (en la imagen). La clave de votación era la eliminación de la reelección indefinida introducida en diciembre de 2015 por Rafael Correa, y que hubiera permitido al padre de la "revolución ciudadana", que gobernó durante una década, volver a presentarse a las próximas elecciones. El promotor de la convocatoria fue el actual presidente, antiguo aliado de Correa convertido ahora en adversario político. Ha ganado con holgura, también gracias a los votos de la oposición, y ha cerrado la puerta a su antecesor, pero los datos reflejan que este sigue contando con un apoyo no del todo despreciable, dice El País. Los electores también aprobaron, con un 63% de los sufragios, reestructurar el órgano creado por el exgobernante de izquierda para nombrar autoridades de control, lo que en la práctica supone una "descorreización" total del Estado, recoge Infobae. Al conocerse los primeros resultados que apuntaban a la victoria del Sí, Moreno agradeció en una alocución, al pueblo y a las instituciones, por su participación en la jornada electoral. Adelantó que "no volverán ya los viejos políticos", sin mencionar a ninguno en concreto, pero aludiendo a la segunda cuestión que ha sido interpretada como un intento de impedir que Correa, que gobernó Ecuador durante una década, regrese al poder. Desde el palacio presidencial de Carondelet, en Quito, Moreno se mostró vehemente e impaciente por poner en marcha los mecanismos para transformar la consulta en una realidad legal. "Todos estamos obligados a concretar este mandato sin ninguna demora", zanjó Moreno antes de avanzar que en los próximos 30 días la Asamblea Nacional iniciará el trámite para poner en marcha la aplicación de las legislaciones respaldadas por el electorado. "La confrontación quedó atrás, es hora de volver a abrazarnos", expresó Moreno, quien sostiene que la consulta servirá para "profundizar la democracia". Por su parte, Correa, que pierde la opción de regresar al poder en las presidenciales de 2021, felicitó sin embargo en un tuit a sus militantes, alegando que "ningún movimiento por sí solo puede lograr el 36% alcanzado, peor en tan poco tiempo y en lucha tan desigual". "La lucha continúa. No podemos aceptar en un Estado de Derecho, tamaño rompimiento constitucional. ¡Hasta la victoria siempre!", agregó el ex mandatario. Correa, que alega "persecución y hostigamiento" en su contra, acusa a Moreno de querer utilizar esta pregunta del referendo para inhabilitarle por la vía judicial. El ex mandatario está llamado por la Fiscalía a declarar el lunes por presuntas irregularidades en una millonaria venta de petróleo a China y Tailandia durante su administración. Correa viene advirtiendo desde hace semanas que no descarta promover una Asamblea Constituyente con plenos poderes para eventualmente destituir a Moreno y redactar una nueva Carta Magna. "Los que conocemos la historia ecuatoriana sabemos que la situación puede cambiar totalmente en dos meses", dijo en una entrevista este domingo antes de conocerse los resultados. Lo de siempre: el poder permanente corrompe de forma permanente. La limitación de mandatos a ocho años resulta muy interesante. José Ángel Gutiérrez [email protected]