• Agentes de la Guardia Civil ya se incautaron de abundante documentación relacionada con el censo del referéndum de independencia el pasado 19 de septiembre en la sede de la empresa en Terrassa.
  • En aquella ocasión encontraron 45.000 notificaciones para las mesas electorales para la consulta y buscaban tarjetas censales.
  • El Govern ya usó Unipost para el buzoneo de la consulta del 9-N en 2014.
El referéndum ilegal que el pasado 1 de octubre trataron de organizar los separatistas catalanes está, lógicamente, trayendo consecuencias judiciales, también a los que colaboraron en su puesta en marcha y organización. La última ha sido hoy mismo, jueves, y ha afectado a la empresa de mensajería Unipost, cuya sede en l'Hospitalet de Llobregat ha sido registrada hoy por la Guardia Civil. Su director general, Pablo Raventós (en la imagen), ha sido detenido, informa La Vanguardia. Raventós está siendo investigado por, entro otros, un delito de malversación, añade ese mismo periódico. El Juzgado 13 de Barcelona investiga desde hace meses los preparativos del 1-O y las estructuras de Estado que idearon los miembros del Govern de Carles Puigdemont para alcanzar la independencia de Cataluña. Agentes de la Guardia Civil ya se incautaron de abundante documentación relacionada con el censo del referéndum de independencia del 1 de octubre unos días antes de la consulta, el pasado 19 de septiembre en la sede de la empresa en Terrassa. En aquella ocasión encontraron 45.000 notificaciones para las mesas electorales para la consulta y buscaban tarjetas censales. Aquel día investigaron otras sedes de la empresa. También entraron de madrugada en la sede de Unipost de L'Hospitalet de Llobregat, junto a la Fira de Barcelona, o en las de Manresa, Barcelona y Tarragona.En aquella ocasión no se llevaron documentación. El Govern ya usó Unipost para el buzoneo de la consulta del 9-N en 2014. Por so, ese mismo año Unipost ya fue requerida por la Fiscalía Superior de Catalunya en el marco de la investigación sobre los preparativos de la consulta del 9-N. A instancias de la Fiscalía General del Estado, el Ministerio Público remitió un oficio a la empresa para que le enviara la hoja de encargo, contrato y los documentos que obraran en su poder relacionados con la distribución o el buzoneo de la propaganda de la consulta. Unipost forma parte del entramado empresarial de la familia Raventós, propietaria del Grupo Codorníu. En julio de 2017 la filial de mensajería declaró la suspensión de pagos debido a las deudas acumuladas con la Agencia Tributaria. José Ángel Gutiérrez [email protected]