• Ideas que resumen los dos planes presentados por el ministro de Fomento esta semana.
  • El último busca impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril: su cuota es del 5%, lejos de Francia (17,4%) o Alemania (23,3%).
  • Este sector se reparte ahora entre la pública Renfe Mercancías (72,7%) y ocho empresas privadas (27,3%).
  • Renfe Mercancías está en saneamiento, "con resultados bastante espectaculares", según De la Serna, y cuando acabe, entrará un socio estratégico.
  • El plan incluye la compra de entre 35 y 45 nuevas locomotoras por 100 millones y otros 125 millones en ayudas.
  • Además, se fomentarán la accesibilidad marítimo-terrestre y las plataformas logísticas y se quieren crear autopistas ferroviarias.
En España, la única gran obra pública que hay está relacionada con el ferrocarril, pero la liberalización de este medio de transporte, por ahora, sólo en mercancías donde ya existía y aumentará… (en el caso de los viajeros, cumpliendo una orden europea, hay que esperar a 2020). Estas son algunas de las ideas que resumen los dos planes presentados por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (en la imagen), esta semana. El primero, el de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras, tiene como 'ojito derecho' al tren, aunque también aborda otros medios y es transversal, al igual que el de Innovación presentado en noviembre, y a los que se unirá otro (sostenibilidad) próximamente. Y el segundo, que se ha dado a conocer este jueves, es un plan sectorial, que busca impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril. Vamos que a De la Serna ya se le puede llamar 'el ministro de los planes'… España tiene una cuota modal de transporte de mercancías por ferrocarril del 5%, sólo superior a la de Irlanda, Luxemburgo y Grecia. Una cifra que está muy lejos de la media comunitaria (17,3%), y de países como Francia (17,4%) o Alemania (23,3%). Dicho sector se reparte ahora entre el operador público Renfe Mercancías (72,7% del total), que transportó 18,3 millones de toneladas en 2016, y ocho empresas privadas (27,3%). Renfe Mercancías está en pleno saneamiento, conocido como Plan de Gestión 2017-2019 y "con resultados bastante espectaculares", según De la Serna. Así lo demuestran algunas cifras que ha dado: los ingresos ya no caen un 14,7% sino que han crecido un 3,35% entre enero y octubre de este año, el Ebitda prácticamente ha conseguido su objetivo tras mejorar un 88,8% (de -14,2 millones a -1,59 millones) y el resultado ha arrojado pérdidas un 38,7% inferiores (22 millones en lugar de 36). Al mismo tiempo, se está redimensionando la empresa con reducción de plantilla (-17,7%), venta de activos (72 locomotoras y 1.600 vagones) y de las participaciones en Transfesa y Semat. Y una vez hecho todo esto, Renfe Mercancías tendrá una opción de futuro. ¿Cómo? Por ejemplo, dará entrada a un socio estratégico para crear una 'joint venture': la búsqueda empieza el próximo viernes con la publicación de la licitación de la asesoría que apoyará a Renfe Mercancías en este proceso. Además, se comprarán entre 35 y 45 nuevas locomotoras por 100 millones de euros, que estarán incluidas en el plan de renovación de material rodante que Renfe lanzará en 2018. Al mismo tiempo, el plan para impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril incluye unas ayudas de 125 millones entre 2018 y 2023 (a razón de 25 millones/año) y no se olvida de las infraestructuras necesarias. Por ejemplo, se fomentarán los corredores europeos, la red convencional, las plataformas logísticas (ya hay grupos de trabajo con autonomías) o la accesibilidad marítimo-terrestre (hay cerrados 11 convenios de colaboración con autoridades portuarias) e incluso se quieren crear autopistas ferroviarias (trabajan en ello con el Gobierno de Francia). Cristina Martín [email protected]