• El TSJV decreta que el caso se tramite en protección de derechos fundamentales, frente al criterio de que no atenta contra la libertad religiosa del Juzgado de Elche.
  • PSOE, IU y Podemos se empeñan en retirar la Cruz para cumplir con la Ley de Memoria Histórica
  • Pero el Alto Tribunal corrige a la magistrada de Elche, se extralimitó en sus funciones al prejuzgar antes de ver las pruebas.
  • La Asociación de Abogados Cristianos insta al alcalde a paralizar el derribo hasta que se resuelvan los procesos judiciales pendientes.
Hispanidad ya denunció el intento por parte del PSOE, IU y Somos Callosa -marca blanca de Podemos- de retirar la cruz de la plaza principal de Callosa de Segura (Alicante), por su afán descristianizar. Aunque el asunto se dirime todavía en los tribunales. Pus bien: el Tribunal Superior de Justicia de Valencia ha dado la razón a la Plataforma en Defensa de la Cruz, defendida por Abogados Cristianos, y decreta que el caso de la Cruz de Callosa se tramite en protección de los derechos fundamentales. Quita así la razón al Juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Elche que aseguró que la retirada de la cruz no atenta contra la libertad religiosa. La sentencia del TSJ valenciano afirma ahora que la magistrada se extralimitó en sus funciones realizando un juicio preliminar sobre el caso. El abogado de la defensa, Juan José Liarte, destaca la importancia de esta sentencia. Recuerda que antes de conocerse ya solicitó al TSJ de Valencia que "apartara del caso a la jueza de Elche por su manifiesta falta de imparcialidad". Pone en duda que se pueda garantizar un juicio justo "si finalmente la que se pronuncie sobre el asunto tiene que ser la misma magistrada que ya ha prejuzgado cuando no tenía que hacerlo, y más después de haberla recusado". No obstante, destaca la importancia de que el Tribunal asegure que el caso de la Cruz de Callosa afecta a los derechos fundamentales ya que "da visibilidad al problema y al derecho de los españoles a manifestar públicamente su opción religiosa y erigir lugares y monumentos de culto". Celebra que "frente a las facultades exorbitantes del Ayuntamiento, al fin haya un poder judicial que no ampara la precipitación en tan grave asunto". La Plataforma Ciudadana en Defensa de la Cruz, representada en los tribunales por Abogados Cristianos, mantiene que la decisión del Ayuntamiento de Callosa de retirar la Cruz atenta contra el Derecho a la libertad religiosa recogido en la Constitución. La Asociación Española de Abogados Cristianos insta al alcalde de Callosa a paralizar el derribo de la Cruz hasta que se resuelvan los procesos judiciales pendientes. Andrés Velázquez [email protected]