• No obstante, acierta al denunciar el genocidio de los yazidíes por el Estado Islámico.
  • Naciones Unidas denuncia la masacre de los islamistas en Iraq y Siria de comunidades yazidíes y de la utilización de mujeres y niñas como esclavas sexuales, y de los niños, para combatir.
  • Pero también lo hicieron con los cristianos y otras minorías, ante lo que la ONU calla.
  • Y no solo eso: según Open Doors, las solicitudes de los cristianos nativos de Irak y Siria para emigrar a los países occidentales han sido relegadas por la ONU…
  • Y es que el Nuevo Orden Mundial (NOM) odia a los cristianos. Su principal adversario es la Iglesia.
Una comisión de la ONU encargada de investigar violaciones de los derechos humanos durante el conflicto en Siria pidió a la comunidad internacional reconocer como genocidio las atrocidades cometidas por el Estado Islámico (EI) contra los yazidies, recoge el boliviano El País eN. Los expertos se pronunciaron al cumplirse tres años del comienzo de los ataques de yihadistas a miembros de esa minoría religiosa, muchos de ellos asesinados o secuestrados. Según el grupo, deben realizarse mayores esfuerzos para llevar ante diversas instancias de la justicia los atropellos del EI contra esa confesión religiosa preislámica, de origen kurdo, y para liberar a quienes permanecen cautivos. Abundan las denuncias de masacres de los islamistas en Irak y Siria de comunidades yazidíes y de la utilización de mujeres y niñas como esclavas, incluyendo sexuales, y de los niños para combatir. Sin embargo, también miles de personas de otras comunidades, como los cristianos, los kurdos, turcomanos, shabak, incluso suníes y chiíes en algunas regiones, se han visto obligadas a huir para no ser víctimas de los asesinatos selectivos, la conversión forzosa, la esclavitud y la violencia sexual del Daesh y otras organizaciones fundamentalistas islámicas afiliadas. Pero la ONU no ha dicho nada sobre ese otro genocidio. Y no solo eso: la organización Open Doors ha denunciado que los cristianos nativos de Irak y Siria no sólo se enfrentan al genocidio a manos del Estado Islámico y otras organizaciones islamistas, también ven cómo sus solicitudes para emigrar a los países occidentales han sido relegadas por la ONU, recogió ABC. Y es que el Nuevo Orden Mundial (NOM) odia a los cristianos. Su principal adversario es la Iglesia. José Ángel Gutiérrez [email protected]