• Frente al 8,85% registrado en abril y cerca del 8,7% de 2012.
  • No obstante, la tendencia sigue siendo letal: la mora no baja y el crédito no crece.
La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas ha descendido en mayo hasta el 8,74%, frente al 8,85% registrado en el mes anterior, y se sitúa en niveles cercanos a los presentados en abril de 2012, cuando la mora alcanzó el 8,7%, según el Banco de España. Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito. El total de créditos dudosos ha caído hasta los 110.094 millones de euros, lo que supone su sexto descenso consecutivo. El crédito total del sector, por su parte, se ha reducido un 0,14% en abril en relación con marzo, hasta los 1,26 billones de euros, mientras que en términos internanuales se ha reducido un 1,78%. De este modo, la tasa ha bajado 4,86 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%. No obstante, a todo esto, hay que recordar que, hasta este momento, la mora ha estado muy alta y las grandes empresas no piden créditos, porque emiten bonos y, en parte, se los compra el BCE de Mario Draghi. Y los que piden créditos a los bancos no tienen solvencia. Conclusión, la mora no baja, al menos de forma significativa, y el crédito no crece. Andrés Velázquez [email protected]