• Se marchará en los próximos meses.
  • Su papel, y el del ex secretario general, Marcel Planellas, al frente de la escuela durante el caso Nóos ha supuesto un duro golpe a la reputación corporativa de la institución.
  • Y Planellas no puede irse porque ya salió… aproximadamente.
  • Y es que ESADE fue el vínculo entre el profesor, Diego Torres, y el alumno, Iñaqui Urdangarín.
Baste un breve recordatorio para centrar la noticia. El caso Nóos se fraguó en la escuela de negocio ESADE. Ojo, no porque tuviera algo que ver como institución, que no lo tuvo, sino porque fue el vínculo entre el profesor, Diego Torres, y el alumno, Iñaqui Urdangarín. Ahora, casi un año después de conocerse la sentencia -febrero 2017-, la directora general de ESADE desde septiembre de 2010, Eugènia Bieto (en la imagen), se sitúa en primera línea de salida. En los próximos meses -primer semestre de 2018- abandonará la institución en la que entró como profesora en 1995. Lo cierto es que Bieto ha tenido que librar una dura batalla durante los últimos años debido a su cargo directivo. Además, igual que Diego Torres, fue profesora de Urdangarín. De lo que no cabe duda es que el caso Nóos ha supuesto un duro golpe reputacional a la institución que todavía dirige. Otra de las figuras clave de ESADE durante el caso Nóos era Marcel Planellas, pero el ex secretario general de la escuela de negocios dejó su cargo en marzo de 2012… aproximadamente, porque continúa siendo profesor ordinario. En resumen: Eugènia Bieto abandonará ESADE en los próximos meses. Pablo Ferrer [email protected]