• Lo ve como un "acto deliberado de poner fin a la vida de un paciente", aunque sea por voluntad propia o de los familiares.
  • Añade que el suicidio asistido con ayuda médica también va contra la ética y "debe ser condenado por la profesión médica".
  • Por ello, reitera su firme oposición al proyecto de ley de muerte voluntaria asistida del estado de Victoria (Australia).
  • El cual también rechaza el Gobierno Federal australiano, aunque eso no impide su aprobación.
  • Y es que en 1995, el estado Territorio del Norte se convirtió en el primero del mundo que permitió la muerte asistida.
  • Ojo, España prepara su 'ley de muerte digna' nacional (ya tiene nueve autonómicas): podría estar lista a finales de año o principios de 2018.
La eutanasia es una práctica de la medicina "contraria a la ética", según afirma la Asociación Médica Mundial (AMM). Y es que considera que es "el acto deliberado de poner fin a la vida de un paciente, aunque sea por voluntad propia o a petición de sus familiares", como se recoge en su declaración sobre la eutanasia (adoptada en 1987 y posteriormente reafirmada en 2005 y 2015). Al mismo tiempo, añade que el suicidio asistido "debe ser condenado por la profesión médica", según establece en su declaración sobre el suicidio con ayuda médica (data de 1992 y también se ha revisado en 2005 y 2015). Y es que en su opinión, "cuando el médico ayuda intencional y deliberadamente a la persona a poner fin a su vida, entonces actúa contra la ética". Por todo ello, insta a todas las asociaciones médicas nacionales y a los médicos a no participar en la eutanasia, incluso si está permitida por la legislación nacional o despenalizada en ciertas condiciones. Una maniobra a contracorriente de la tendencia impulsada por el Nuevo Orden Mundial (NOM), donde se prima la muerte frente al derecho a la vida, e incluso se intenta convertirla en derecho, eso sí, bajo 'cuidados' eufemismos: se habla de salud sexual y reproductiva o de interrupción voluntaria del embarazo para no hablar de aborto o de muerte digna para no llamarla eutanasia. La AMM reitera ahora su firme oposición al proyecto de ley de muerte voluntaria asistida del estado de Victoria (Australia). El cual también cuenta con el rechazo del Gobierno Federal de dicho país, aunque eso no impide su aprobación. Y es que en 1995, Territorio del Norte se convirtió en el primer lugar del mundo que permitió la muerte asistida por ley: lo hizo por un periodo breve de tiempo porque el Gobierno Federal australiano anuló dicha ley en 1997 -eso sí, no puede revocar las leyes de los estados y Victoria es uno de los seis del país-. Ojo, porque el tema de la eutanasia no es nada lejano. De hecho, en España, nueve autonomías (Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Galicia, Madrid, Navarra, País Vasco y Asturias) han aprobado ya regulaciones de la muerte digna. Asimismo, a nivel nacional, se tramita otra ley sobre el derecho a morir con dignidad, impulsada por Ciudadanos y que recibió el voto a favor de PP, PSOE, Unidos Podemos, Compromís y UPN. Según los naranjas y los socialistas, la Proposición de Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona podría estar lista a finales de año o principios de 2018, pues ya se están debatiendo las enmiendas presentadas en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso. Cristina Martín [email protected]