• Boudewijn Chabot, uno de los padres de la eutanasia en Holanda, denuncia los asesinatos de personas dementes que no quieren morir y que son drogados y sedados por médicos y sus familiares.
  • Y también, la creación de una auténtica industria de la muerte que aplica la eutanasia en cadena y de la ocultación por parte de las autoridades tanto de prácticas negligentes como de asesinatos contra la voluntad del paciente.
  • Allí, y también en Bélgica, la eutanasia se ha convertido en una 'barra libre' de muertes.
El debate de la eutanasia está formalmente encima de la mesa en España y con posibilidades reales de que se convierta en ley, tras el acuerdo al que han llegado PSOE y Unidos Podemos. Si logran sumar a los nacionalistas tendrían apoyos suficientes. Así que esta información de Religión en Libertad puede servir como mensaje a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias, líderes de PSOE y Podemos, respectivamente. Y es que Países como Holanda y Bélgica llevan practicando eutanasias más de quince años y sirven como ejemplo sobre la pendiente resbaladiza que supone esta ley, y que se está convirtiendo en una 'barra libre' de muertes. Son numerosos los testimonios que ponen en evidencia los engaños que hay detrás de esta llamada "muerte digna". Especialmente relevantes suponen los casos de expertos entusiastas de la eutanasia que han abierto los ojos tras observar lo que hay detrás. Es el caso de Theo Boer, profesor de Ética de la Universdad de Groningen. Durante años fue miembro de los Comités que deben supervisar las eutanasias que van a realizar los médicos. En 9 años analizó 9.000 casos y ahora es un firme opositor de estas prácticas. "He formado parte de la Comisión para la Eutanasia en Holanda y os digo: no cometáis nuestro error", aseguraba este profesor a los países que estudian aprobar una ley, recordando que "la muerte asistida puede empujar a otros a pedirla. El solo hecho de ofrecer la eutanasia crea su demanda". Pero han sido las declaraciones de uno de los padres de la eutanasia en Holanda las que han hecho temblar los cimientos de esta ley provocando una gran polémica en el país. Boudewijn Chabot, psiquiatra y profesor, ha publicado un extenso artículo de opinión en el diario NRC Handelsblad (aquí en inglés) en el que asegura que la práctica de la eutanasia "está fuera de control" en Holanda. Chabot no ha dejado de ser proeutanasia, es más, se considera un gran defensor de la "autodeterminación" para que cada uno elija cuando quiera morir aunque sobrepase los requisitos de la ley. Pero hasta para él, el suceder de los acontecimientos está siendo vertiginoso y se lo está llevando por delante.  Denuncia la creación de una auténtica industria de la muerte que aplica la eutanasia en cadena y de la ocultación por parte de las autoridades tanto de prácticas negligentes como de asesinatos contra la voluntad del paciente. "Luché por y para la determinación. Sin embargo, ahora estoy preocupado por la velocidad a la que se lleva a cabo la eutanasia en pacientes psiquiátricos y con demencia", asegura. E incluso denuncia el asesinato que se está produciendo de personas dementes que no quieren morir y que son drogados y sedados por médicos y sus familiares. "Lo que me preocupa  -añade- es el aumento del número de eutanasias que se han realizado en pacientes con demencia, de 12 en 2009 a 141 en 2016, y en pacientes psiquiátricos crónicos, de 0 a 60". Boudewijn duda de que en todos estos casos los pacientes hayan tomado una decisión voluntaria sin que haya una alternativa a la eutanasia. Y según él, las autoridades están haciendo la vista gorda con todos estos casos. "La práctica de la eutanasia se está ejecutando fuera de control", concluye el que es considerado padre de la eutanasia en Holanda. José Ángel Gutiérrez [email protected]