• Rafael Grossi, experto nuclear, no cree que la bomba ensayada por Corea del Norte sea de hidrógeno aunque sí "es un artefacto clásico pero de una potencia significativamente mayor a la que hasta este momento había ensayado el régimen de Corea del Norte".
  • China califica de "inaceptable" la amenaza de Trump de suspender relaciones comerciales, aunque contempla un embargo total de petróleo a Pyongyang.
  • Y Corea del Sur responde con maniobras con fuego real al test nuclear norcoreano.
La comunidad internacional condenó ayer domingo el último ensayo nuclear realizado por el régimen de Corea del Norte, que aseguró haber probado con éxito una bomba de hidrógeno que podría ser instalada en un misil intercontinental. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que calificó de "muy hostiles y peligrosas" las nuevas acciones militares norcoreanas, no descartó utilizar la vía militar para responder a este nuevo desafío del régimen de Pyongyang. Y tampoco descartó suspender las relaciones comerciales con aquellos países que comercien con los norcoreanos. Más preciso todavía, el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, amenazó con una "respuesta militar masiva" a las provocaciones norcoreanas. El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne hoy  lunes de forma extraordinaria para estudiar nuevas sanciones contra Pyongyang. Por su parte, el gobierno de China calificó este lunes de "inaceptable" la amenaza de Trump de suspender el comercio con cualquier nación que tenga relaciones económicas con el régimen de Corea del Norte, una de las medidas que el mandatario dijo estar analizando como respuesta a la sexta prueba nuclear de Pyongyang. "Lo que es definitivamente inaceptable es que por un lado trabajamos tan duro para resolver esta cuestión, y por el otro nuestros intereses son sancionados y puestos en riesgo", dijo el portavoz del ministerio chino de Exteriores, Geng Shuang, en una conferencia de prensa según AFP. No obstante,  China no excluyó hoy la posibilidad de apoyar en la ONU un embargo total de petróleo a Corea del Norte tras el ensayo nuclear de ayer, y urgió a ese país a "no escalar las tensiones" con nuevos lanzamientos de misiles. Por su parte, Corea del Sur ha respondido este lunes con maniobras con fuego real al ensayo nuclear llevado a cabo por Pyongyang en la víspera. Los ejercicios han incluido el lanzamiento del misil balístico Hyunmoo y proyectiles disparados por cazas F-15, que han alcanzado los objetivos designados en al Mar del Este (Mar de Japón), según ha informado el mando conjunto del Ejército surcoreano, recoge RTVE. Las maniobras se han llevado a cabo teniendo en cuenta la distancia y ubicación de la base nuclear de Punggye-ri, en el nordeste de Corea del Norte, donde han tenido lugar los seis ensayos atómicos hasta la fecha del régimen que lidera Kim Jong-un, ha señalado un portavoz de las fuerzas surcoreanas a la agencia local Yonhap. En ese contexto, Matthias Grosse Perdekamp, profesor sobre armas nucleares y control de armas en la Universidad de Illinois, explicó a BBC Mundo que una bomba de hidrógeno es el arma más poderosa que existe. Incluso más potente que la bomba nuclear. La principal diferencia entre ambas radica en la manera en que liberan energía. Según los expertos, la bomba de hidrógeno "no conoce de límites". La reacción de una bomba atómica "es en cadena descontrolada". La de la bomba de hidrógeno, en cambio, responde a "un mecanismo de acción-reacción". La mayor bomba H que se ha fabricado fue la bautizada como 'Tsar' (Zar) y estuvo a cargo de la URSS. La misma contenía 50 megatones; cada megatón equivale a un millón de toneladas de TNT. Fue 3.000 veces más poderosa que la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima, donde murieron 80.000 personas. No obstante, hoy, en Onda Cero, Rafael Grossi, experto nuclear, ha manifestado sus dudas sobre el hecho de que la bomba ensayada por Corea del Norte sea de hidrógeno, aunque sí se trata de "es un artefacto clásico pero de una potencia significativamente mayor a la que hasta este momento había ensayado el régimen de Corea del Norte". "El régimen de Corea del Norte quiere mandar la señal a la comunidad internacional de qué características técnicas tiene ese tipo de artefactos. Es una situación muy preocupante". Andrés Velázquez [email protected]