Este viernes, Endesa ha celebrado su Junta de Accionistas de forma telemática, donde el CEO, José Bogas, ha aplaudido que “el cliente eléctrico deje de estar penalizado” cuando se apruebe el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) y la nueva estructura de tarifas (aplazada por el Gobierno, al menos, hasta junio). Por su parte, el presidente no ejecutivo, Juan Sánchez-Calero, ha defendido la rebaja de los beneficios sociales de los empleados (activos y jubilados) que conllevó el V Convenio Colectivo.

Bogas ha reconocido “los avances” del Departamento de Teresa Ribera “en materia regulatoria en todo lo que atañe al proceso de descarbonización en España. Es un buen comienzo, aunque aún queda mucho por hacer”. Entre ellos, está el FNSSE, y como gran eléctrica que es, Endesa lo aplaude, una postura contraria a la de las petroleras y gaseras: en Repsol, por ejemplo, se critica porque el sector de los combustibles sufre cargas fiscales como ningún otro.

Bogas ha destacado que quieren “crecer y seguir liderando el mercado eléctrico en España y Portugal” y son “uno de los principales inversores industriales del país” y “somos y seremos una empresa tractora en la recuperación económica”

El CEO de Endesa considera que los fondos de recuperación de la Unión Europea serán mejores que el Plan Marshall y espera sacar tajada. De hecho, ha elevado sus objetivo, pues ahora ha presentado 122 proyectos que optan a captar 23.300 millones, un 19% más que en su primera propuesta. Energías renovables, redes inteligentes, transporte sostenible, rehabilitación de edificios y eficiencia energética, hidrógeno verde, almacenamiento, así como mecanismos de flexibilidad y reconversión de centrales de carbón centran las iniciativas que ha presentado.

Al tiempo que espera fondos europeos, Bogas ha recordado las inversiones de 25.000 millones previstas hasta 2030, como se recoge en el último Plan Estratégico presentado el pasado noviembre. Y dentro de estas ha subrayado “el compromiso firme con el proceso de Transición Justa en su negocio de carbón, que en los próximos cinco años pasa por clausurar tres centrales -dos previstas en 2021 y la última en 2027- y sustituir su potencia por nuevas instalaciones renovables, como también hará en las dos centrales que dejaron de operar el año pasado. Bogas ha destacado que quieren “crecer y seguir liderando el mercado eléctrico en España y Portugal” y son “uno de los principales inversores industriales del país” y “somos y seremos una empresa tractora en la recuperación económica”.

Sánchez-Calero ha tenido buenas palabras para el primer accionista, Enel (dueño del 70% de Endesa), destacando que “sus inversiones no han bajado desde 2005 en España”… eso sí, ha olvidado añadir que también se ha llevado jugosos dividendos

Respecto a las dos intervenciones de accionistas, Sánchez-Calero ha defendido que el V Convenio Colectivo supuso un “nuevo esquema de beneficios sociales” y que “en las negociaciones siempre hay algunos que quieren mantener condiciones particulares” frente a las generales. Por supuesto, ha tenido buenas palabras para el primer accionista, Enel (dueño del 70% de Endesa), destacando que “sus inversiones no han bajado desde 2005 en España”… eso sí, ha olvidado añadir que también se ha llevado jugosos dividendos. También se ha agradecido la labor de Miquel Roca Junyent y Alejandro Echevarría como consejeros independientes y que se van tras llegar al límite de 12 años en dichas sillas

Por su parte, Bogas ha contestado que la red que tienen “es la adecuada para atender a los clientes conectados”, pues realizan mantenimiento y reparación de averías, y que “las interrupciones de suministro se deben a cuestiones meteorológicas y a actuaciones de terceros”. Esto último recuerda a lo que le sucede a Naturgy con la Cañada Real. Además, ha destacado la labor con los colectivos vulnerables y que el año pasado tramitaron más de 123.000 peticiones por no poder pagar la factura.