• El líder de la organización pro-independentista Asamblea Nacional Catalana, ha declarado este jueves en el Tribunal Supremo que no cree en la vía unilateral a la independencia de Cataluña.
  • Eso, después de defender y propagar el separatismo de cara al referéndum del 1-O, como su colega Jordi Cuixart, de Òmnium Cultural.
  • De hecho, Sánchez también ha admitido que desde febrero de 2015 hubo una hoja de ruta independentista con ANC, Omnium, ERC y CDC.
  • El exconseller de Interior Joaquim Forn y los líderes independentistas conocidos como 'los Jordis' (Sánchez y Jordi Cuixart, de Òmnium Cultural) declaran este jueves a petición propia en el Tribunal Supremo ante el juez Pablo Llarena, quien instruye la causa por los supuestos delitos de rebelión, sedición y malversación.
  • Carme Forcadell también aterriza en la tierra y confirma que no repetirá como presidenta del Parlament para dejar paso a a alguien libre de procesos judiciales.
El exconseller de Interior de la Generalitat catalana Joaquim Forn y los líderes independentistas conocidos como 'los Jordis' (Sánchez y Jordi Cuixart, de Òmnium Cultural) declaran este jueves a petición propia en el Tribunal Supremo ante el juez Pablo Llarena, quien instruye la causa por los supuestos delitos de rebelión, sedición y malversación. El juez sitúa a los tres en el eje central de una supuesta conspiración para la independencia que incluía tumultos violentos y porque cree que hay riesgo de que vuelvan a delinquir. Tanto los Jordis como el 'conseller' de Interior cesado están en prisión preventiva para evitar, según el juez, la reiteración delictiva y que se reproduzcan episodios de "violencia". Pues bien: Jordi Sànchez (en la imagen), líder de la organización pro-independentista Asamblea Nacional Catalana, ha declarado en el Tribunal Supremo que no cree en la vía unilateral a la independencia de Cataluña y que nunca llamó a la violencia en las movilizaciones, sino lo contrario, recoge RTVE. Además, Sànchez ha declarado ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que el referéndum del 1-O "no tenía valor legal" y, según fuentes presentes en la declaración, ha anunciado que renunciará a su escaño en el caso de que su partido opte por continuar con las vías unilaterales, en las que dijo no creer, para alcanzar la independencia. Claro, eso lo dice Sànchez ahora ante el Tribunal Supremo, después de que la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural hayan defendido y propagado el separatismo catalanista unilateral por todos los medios ante las masas independentistas, sobre todo de cara al 1-O. Así que no cuela o no debería colar… De hecho, Sànchez también ha admitido que desde febrero de 2015 hubo una hoja de ruta independentista con ANC, Omnium, ERC y CDC, según La Razón. Tras escuchar a Sànchez, el juez Llarena ha pedido la declaración como testigo del coronel de la Guardia Civil Diego López de los Cobos, quien coordinaba a las Fuerzas de Seguridad del Estado y a la policía autonómica en el operativo para el referéndum del 1-O. López de los Cobos ha sido citado el 1 de febrero. Llarena acuerda también la citación como testigos de los exconsellers del gobierno catalán Jordi Jané i Guasch, Neus Monté Fernández, Meritxel Ruiz Isern, Jordi Baiget i Cantons, así como la del ex director general de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle i Bastardas. Las declaraciones de los tres primeros serán el 30 de enero y los dos últimos comparecerán el 31 de enero. Por cierto que Carme Forcadell también ha sufrido un baño de realidad y ha confirmado que no repetirá como presidenta del Parlament para dejar paso a a alguien libre de procesos judiciales. "Considero que he cerrado un ciclo", asegura. "El nuevo presidente o presidenta del Parlament tiene que estar en disposición de defender la institución. Que no tenga procesos judiciales abiertos lo facilitaría". Andrés Velázquez [email protected]