• La UE sigue a España en población: 5,2 millones de personas murieron y 5,1 millones nacieron en 2015. Por tanto, crecimiento vegetativo negativo.
  • A 1 de enero, tenía 510,1 millones de habitantes, frente a los 508,3 millones de un año antes por la migración.
  • Alemania (16,1%), Francia (13,1%), Reino Unido (12,8%), Italia (11,9%), España (9,1%) y Polonia (7,4%), los países con mayor peso demográfico.
  • Irlanda, Francia y Reino Unido tuvieron las tasas más altas de natalidad; Italia, Portugal y Grecia, las más bajas.
  • En tasa de mortalidad, Bulgaria, Letonia y Lituania lideraron el ranking; el cual cerraron Irlanda, Chipre y Luxemburgo.
Europa parece seguir los pasos de España, ya que también se encuentra en invierno demográfico. Y es que por primera vez, en 2015, murieron más personas de las que nacieron, según los datos de Eurostat. De esta manera, se cumple la previsión que dio la oficina estadística comunitaria en un informe en 2008. En concreto, el año pasado fallecieron 5,2 millones de personas y nacieron 5,1 millones. Por tanto, la UE registró un crecimiento vegetativo negativo. A 1 de enero de 2016, contaba en total con 510,1 millones de habitantes, frente a los 508,3 millones registrados un año antes. Esta diferencia se debe a la migración. Alemania (16,1%), Francia (13,1%), Reino Unido (12,8%), Italia (11,9%), España (9,1%) y Polonia (7,4%) son los países con mayor peso demográfico dentro del conjunto de los 28, el resto no supera el 4%. Por tanto, tras el Brexit, la UE perderá, además de a un importante actor económico, a su tercer país más importante demográficamente hablando. El año pasado se registraron 5,1 millones de nacimientos, tan sólo 40.000 más que en 2014. Un dato que se debe principalmente a la caída de la tasa de natalidad y al aumento de la cifra de abortos en numerosos países europeos y en algunos también a la falta o al bajo nivel de ayudas a la maternidad. Irlanda (14,2% por cada 1.000 habitantes), Francia (12%), Reino Unido (11,9%) y Suecia (11,7%) tuvieron las tasas de natalidad más altas. Mientras, Italia (8%), Portugal (8,3%) y Grecia (8,5%) se anotaron las más bajas. Por su parte, en el conjunto de la UE, la tasa de natalidad se situó en el 10%, tan sólo un punto por encima de la de España (9%). En cuanto a los fallecimientos, la cifra total alcanzó los 5,2 millones, 286.000 más que en el año anterior, pues, entre otras razones, hay más población de avanzada edad. En tasa de mortalidad, Bulgaria (15,3% por cada 1.000 habitantes), Letonia y Lituania (ambos con 14,4%) lideraron el ranking; el cual cerraron Irlanda (6,4%), Chipre (6,9%) y Luxemburgo (7%). En el conjunto de la UE, la tasa de natalidad fue del 10,3%, también superior a la española (9%). Cristina Martín cris[email protected]