• De hacer cosas a comprar a quien las hace.
  • Paradigma está especializada en empresas puramente digitales.
  • Entre sus clientes, grandes empresas como Amazon, Banco Santander, BBVA, Telefónica, Vodafone, El Corte Inglés, Carrefour, Endesa y Mutua Madrileña.
  • El precio de la operación, un secreto.

INDRA ha pasado de hacer las cosas a comprar a quien las hace. El último ejemplo lo tenemos con el anuncio, este miércoles, de la adquisición de Paradigma, una compañía de más de cuatrocientos empleados especializada en la oferta en formato 'nativo digital', es decir, en ofertas para empresas que se han creado desde cero con base únicamente digital. Es parte del plan estratégico de la INDRA que preside Fernando Abril-Martorell: potenciar la unidad de transformación digital de la compañía, denominada Minsait y dirigida por Cristina Ruiz, directora general de TI de INDRA. La diferencia fundamental respecto a la etapa de Javier Monzón es que ahora, el crecimiento de INDRA es inorgánico, principalmente. Lo vimos en 2017 con la compra de Tecnocom y lo volvemos a ver ahora con Paradigma. Sin duda, se trata de una compra importante y no será la última. Entre los clientes de Paradigma -pasados y presentes- hay bancos (Santander y BBVA), gigantes de la distribución (El Corte Inglés y Carrefour), telecos (Telefónica y Vodafone), eléctricas (Endesa), grupos de comunicación (Atresmedia, Vocento) y aseguradoras (Mutua Madrileña). También cuenta con multinacionales puramente digitales como Amazon. En Paradigma es un día histórico. "Estamos encantados de pasar a formar parte de INDRA", ha manifestado Ignacio Cabrera, cofundador de la compañía. Y seguramente lo esté, no sólo por INDRA sino por el precio de la operación que, por cierto, no ha trascendido. Pablo Ferrer [email protected]