• Es sólo una hipótesis, pero la relación no parece una idea tan descabellada.
  • En septiembre de 2014, el yihadista Al Adnani llamó a los seguidores del EI a perpetrar ataques en su propio país de la manera que sea.
  • En 2016, en vísperas del Ramadán, les dio instrucciones contra los infieles: "matadlo a cuchilladas o atropelladlo…".
  • Desde entonces, se suceden ataques y atentados con apuñalamientos y atropellos masivos (Niza, Berlín, Londres, París, Barcelona, Estocolmo…).
  • A principios de este año, el Estado Islámico llamó a usar la técnica del incendio provocado porque los ataques son fáciles de cometer.
En las últimas horas, Galicia y Asturias viven una oleada de incendios (67 y 32, según los datos a primera hora de la tarde del lunes), que no sólo están provocando daños vegetales -más de 4.000 hectáreas arrasadas- y materiales sino también víctimas -cuatro hasta ahora-; aunque también hay fuegos en otras zonas como León, donde ya hay un detenido. Cifras que afortunadamente son inferiores a las de Portugal, con 145 focos activos y 31 fallecidos, que está viviendo otro infierno. Y todo esto nos lleva a recordar que en 2016, el Estado Islámico habló de provocar incendios… Es cierto que es sólo una hipótesis, y que en un primer momento no parece que los yihadistas sean los culpables, pero la relación no parece una idea tan descabellada si se tiene en cuenta que no les importa nada, excepto imponer su ley. Lo explicamos. En septiembre de 2014, el yihadista Abu Mohamed Al Adnani (fallecido el verano pasado en un ataque lanzado por EEUU) ejercía de portavoz del Estado Islámico y llamó a los seguidores de la organización terrorista a perpetrar ataques en su propio país de la manera que sea. Por tanto, Al Adnani apeló a los ataques de lobos solitarios en Occidente, principalmente en Francia. Ya en 2016, en vísperas del Ramadán, Al Adnani insistió en que cualquier daño causado en tierras de los cruzados será muy apreciado, como informó La Vanguardia. Es más, les dio instrucciones precisas: "Si no podéis hacer explotar una bomba o disparar una bala, haced lo posible para encontraros con un infiel francés o americano y rompedle la cabeza con una piedra, matadlo a cuchilladas o atropelladlo con vuestro coche, tiradlo por un barranco, estranguladlo, envenenadlo". Y a esto sumó la recomendación del uso de camiones para causar mayores daños. Desde entonces, se suceden los ataques y atentados en Occidente con apuñalamientos y atropellos masivos, como desgraciadamente se ha podido comprobar en Niza, Berlín, Londres, París, Barcelona o Estocolmo, entre otras ciudades. Pero la cosa no acaba ahí. A principios de este año, el Estado Islámico llamó a usar la técnica del incendio provocado porque los ataques son fáciles de cometer, como recogió La Razón. "Todo lo que requiere el muyahidín (combatiente) es disponer de material inflamable, buscar el objetivo y determinar la mejor hora para ejecutarlo", explicaba el EI en su revista propagandística Rumiyah. Cristina Martín [email protected]