• La cofundadora de Podemos había alertado sobre el desgaste que podría sufrir el partido morado si sigue manteniendo su estrategia sobre Cataluña, que lo hace coincidir en muchos casos con las posiciones de los independentistas.
  • A la cesada le "gustaría un Podemos que le hablase más a España y que hablase más a los españoles y no solamente a los independentistas".
  • Y ha criticado que su formación no tenga «un proyecto político para España» en pleno desafío independentista.
  • Solución neocom: condenar a Bescansa al silencio.
  • Pablo Iglesias ya ha eliminado al puñado de dirigentes que llevaron a Podemos a la Cumbre. Sólo queda uno.
Discrepancias en Podemos acerca de la política que está llevando el partido morado en Cataluña. Esas discrepancias han sido evidentes, hoy cuando la dirección de Podemos ha decidido apartar  –cabría decir purgar, en plan estalinista, pues es un partido comunista-  a Carolina Bescansa (en la imagen) como vocal en la Comisión Constitucional del Congreso y sustituirla por la portavoz parlamentaria, Irene Montero. Y es que la cofundadora de Podemos alertó sobre el desgaste que podría sufrir el partido morado si sigue manteniendo su estrategia sobre Cataluña, que lo hace coincidir en muchos casos con las posiciones de los independentistas, informa La Voz de Galicia. Tras el cese, Bescansa ha criticado hoy que su formación no tenga «un proyecto político para España» en pleno desafío independentista en Cataluña. "A mí me gustaría un Podemos que le hablase más a España y que hablase más a los españoles y no solamente a los independentistas. En este sentido creo que hay muchas personas en Podemos que sienten lo mismo que yo porque Podemos es un partido de naturaleza estatal", explicaba. La diputada y cofundadora de Podemos cree que su formación se ha "olvidado de contar" su naturaleza estatal en la crisis política que se vive en Cataluña con el desafío independentista. A su juicio, el partido de Pablo Iglesias no ha explicado convenientemente que no apoyará una independencia "ni por la vía unilateral, ni por la bilateral". Solución neocom: condenar a Bescansa al silencio. Pablo Iglesias ya ha eliminado al puñado de dirigentes que llevaron a Podemos a la Cumbre. Sólo queda uno. El resto, en el Gulag. Andrés Velázquez [email protected]