• Reaparece en la ceremonia de la Pascua Militar, en un momento en que el Ejército repunta en las encuestas.
  • Pero el acto lo preside el Rey Felipe VI, que goza de menos predicamento que su padre entre los militares.
  • España se ha incorporado al programa europeo de Defensa (PESCO) para llegar al 2% del PIB en gasto militar.
  • Don Juan Carlos ha reaparecido pocas veces con su hijo y no asistió al 40 aniversario de las primeras elecciones en democracia.
El Rey emérito, Juan Carlos I no ha recibido ningún homenaje por su edad desde que cedió el trono, en junio de 2014, a su hijo, el Rey Felipe VI, pero esa situación cambia, con 80 años recién cumplidos (este viernes, 5 de enero), en la celebración, este sábado de la Pascua Militar. Don Juan Carlos reaparece así, en un momento en que la valoración del Ejército repunta en las encuestas, por las misiones en el exterior de las tropas españolas, y en el que el Gobierno da nuevos pasos, por la vía presupuestaria, para engordar los gastos en Defensa. España ha entrado en el programa de cooperación estructurada permanente en materia de Defensa europea (PESCO) para llegar al 2% del PIB en gasto militar, la queja de Trump para todos los países de la OTAN que no lo cumplen. La celebración privada del cumpleaños, con su familia (como muestran la imagen colocada en el portal de la Casa Real), era previsible, teniendo en cuenta que desde su abdicación ha mantenido agenda oficial (ha participado en 60 actos públicos) como parte de la Familia Real pero apenas ha aparecido en público con su hijo. No deja de ser algo paradójico, sobre todo por su destacado papel en la Transición. Lo cierto es que Don Juan Carlos, a pesar del desgaste sufrido por episodios como el juicio a Urdagarín, que erosionó a su vez a la Infanta Cristina, o el viaje a Botswana -con fotos de la cacería incluidas-, goza de más predicamento y prestigio que Felipe VI entre los militares. Pero reaparece con él, y la Reina Letizia, en la Pascua Miliar, cuatro años después de la última vez. No será él, sino su hijo el protagonista del discurso, ante Rajoy y la cúpula de los tres Ejércitos, y la Reina Sofía, que también cumple 80 años el próximo 2 de noviembre. Se trata, en fin, de un homenaje retrasado al Rey emérito, que mantiene el tratamiento de rey, y el primer acto en coincide con el Felipe VI de junio, cuando coincidieron en la presentación del informe de la Fundación Cotec, pero no, ese mismo mes, en el acto celebrado en el Congreso por el 40 aniversario de las primeras elecciones en democracia. Andrés Velázquez andres@hispanidad.com