• Censo universal y voto mental: la necedad cunde en Cataluña, y de ello se provecha la izquierda española.
  • ¿Un cambio constitucional? Yo no lo haría. Ahora menos que nunca.
  • Ahora, lo mejor es intervenir la autonomía catalana hasta unas próximas elecciones.
  • Y, naturalmente, tras disolver los Mossos, pensar en la Ertzaintza.
  • Además, detener a Puigdemont, Forcadell, Junqueras y compañía. Su canallada no puede quedar impune.
  • En el entretanto, de los dos atentados islamistas de Francia y Canadá, ni palabra.
Cuando se nos dice que seis juzgados investigarán si los Mossos incumplieron las órdenes judiciales recibidas durante la jornada del 1 de octubre (principalmente la de desalojar los colegios electorales, que no fueron desalojados en modo alguno) me recuerda aquella vez que nuestro mejor juez, Baltasar Garzón, envió una pregunta para saber si Franco había muerto. Creo que los eficientes funcionarios le respondieron que sí. Lo de los Mossos ha sido una traición a España y una desobediencia interesada y muy cobarde a una orden judicial. Por tanto, no queda otro remedio que disolver el cuerpo. No basta con encausar a sus dirigentes. ¿No querían naciones políticas y no judiciales? Pues esta es la lógica del momento presente: disolver el cuerpo de los Mozos de Escuadra, encausara a sus directivos e integrar a sus miembros en Policía Nacional y Guardia Civil. Y si quieres un consejo, Mariano, yo haría lo mismo con la Ertzaintza. Y el mismo día 2 de octubre, detener a Puigdemont, Forcadell, Junqueras y compañía. Su canallada, que ha llevado a la utilización de niños en una causa demente, no puede quedar impune. Por lo demás, tras la puesta en marcha por parte de la Generalidad del censo universal y las alusiones al voto mental en las redes sociales, sólo podemos concluir que la necedad cunde en Cataluña, y de ello se aprovecha la izquierda española. Lo de votar mentalmente ha surgido en las redes sociales pero estoy seguro que Puigdemont y Junqueras estarían muy de acuerdo: no sólo de que el personal vote mentalmente sino en que ellos sean los que hagan el recuento del voto mental de los ciudadanos. Y en cuanto al censo universal, hermoso concepto, bello e instructivo, significa que cada cual puede votar las veces que le venga en gana. Luego están las voces de los moderados. Siempre me ha sorprendido que moderación y mediocridad comiencen por la misma letra. La verdad es que, tras la estafa del referéndum de hoy, 1 de octubre, es evidente que hay que intervenir la autonomía catalana, de llevar a juico a sus dirigentes y empezar de nuevo con una convocatoria electoral. ¿Un cambio constitucional? Yo no lo haría. Ahora menos que nunca. Tras la necedad suprema que hemos vivido en Cataluña el 1 de octubre, lo mejor es no tocar la Constitución. Y mientras, de los dos atentados islamistas de Francia y Canadá, ni palabra. Como el atentado islámico donde murieron, en Barcelona y en Cambrils, 17 personas. La manifestación de repulsa no rebeló rechazo hacia el islam asesino sino hacia España. Y es que la necedad cunde en Cataluña… y de ello se aprovecha la izquierda española: PSOE y Podemos. Eulogio López [email protected]