• La 'low cost' irlandesa gana y factura (5.830 millones, 6%) más en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal.
  • Y todo ello, a pesar del impacto de cancelar 2.000 vuelos y de los aumentos de sueldos ( 20%).
  • El caradura de O'Leary no se conforma: anuncia 18.000 nuevas cancelaciones hasta el próximo marzo.
  • Maltrata al cliente, a pilotos (ahora reconocidos con un sindicato) y… a tripulantes de cabina (también tendrán sindicato).
Ryanair sigue sacando tajada de maltratar al cliente, pues ha tenido un beneficio neto de 1.398 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal. Una cifra que supone un 11% más que en el mismo periodo del año anterior. Pero la low cost irlandesa no sólo ha ganado más, sino que también ha aumentado su facturación, alcanzando los 5.830, 2 millones ( 6%). Por tanto, superando el beneficio y la cifra de negocios logrados en su primer semestre fiscal, que fueron de 1.293 millones ( 11%) y 4.425 millones ( 7%), respectivamente. Y todo ello, a pesar del impacto de cancelar 2.000 vuelos y de los aumentos de sueldos de todos sus pilotos ( 20%), que fue de 25 millones y 100 millones. En el tercer trimestre, el beneficio se disparó un 12%, hasta los 105,6 millones; y la facturación ascendió a 1.404,9 millones ( 4%). Con estas cifras y el mínimo impacto, el caradura de Michael O'Leary (en la imagen) no se conforma y quiere ganar más. Concretamente, ha anunciado 18.000 nuevas cancelaciones de vuelos hasta el próximo marzo. Pero la low cost, que recientemente ha perdido el liderazgo europeo, no sólo maltrata al cliente. Recientemente, hemos conocido que también lo hacía con los pilotos, a los que acaba de reconocer con un sindicato, y posiblemente también lo hace con los tripulantes de cabina, pues quiere alcanzar un compromiso similar con estos profesionales. Cristina Martín [email protected]