• Ha sido uno de los pocos países que respaldaron a Trump en diciembre para reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.
  • La Asamblea de la ONU, con el apoyo de 128 países, pidió a EEUU que abandonara el reconocimiento de Jerusalén.
  • Trump amenazó con cortar la ayuda financiera a los países que apoyaran esa resolución de Naciones Unidas.
El presidente de Guatemala Jimmy Morales (en la imagen) anunció este domingo que su país abrirá su nueva embajada en Jerusalén el próximo 16 de mayo, dos días después de que se celebre el 70 aniversario del Estado de Israel y de que el embajador estadounidense se instale en la Ciudad Santa, recoge Reuters. "Quisiera agradecer al presidente (Donald) Trump por abrir el camino. Su decisión valiente nos ha animado a hacer lo correcto", dijo Morales en un discurso en la conferencia anual del Comité Americano Israelí de Asuntos Públicos. Guatemala fue uno de los pocos países que respaldaron la decisión en diciembre del presidente Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y es el primer país además de Estados Unidos en fijar una fecha para trasladar su embajada. La decisión de Trump revirtió décadas de política estadounidense, perturbando al mundo árabe y a aliados occidentales. Posteriormente, 128 países desafiaron a Trump respaldando una resolución no vinculante de la Asamblea General de Naciones Unidas en la que se pedía a Estados Unidos que abandonara el reconocimiento de Jerusalén. El estatus de Jerusalén es uno de los obstáculos más complejos para forjar un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos, que quieren a Jerusalén Este como su capital. La comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí sobre toda la ciudad, sede de sitios sagrados para musulmanes, judíos y cristianos. Estados Unidos es una fuente importante de ayuda para Guatemala y Trump había amenazado con cortar la ayuda financiera a los países que apoyaran la resolución de la ONU. Antes de 1980, Guatemala y una docena de países mantenían una embajada en Jerusalén. La aprobación por parte de Israel en junio de 1980 de una ley que proclamaba a Jerusalén su"capital indivisible y eterna" condujo a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que llamó a Guatemala y a varios otros países a trasladar sus embajadas a Tel Aviv, lo que impulsó su mudanza. Morales dijo que su decisión de regresar la embajada guatemalteca a Jerusalén "evidencia fuertemente el continuo apoyo y solidaridad de Guatemala con el pueblo de Israel". Andrés Velázquez [email protected]