• El empresario constructor impulsó, junto al BBVA, la 'Operación Chamartín', que la alcaldesa madrileña ha sustituido por 'Madrid Puerta Norte'.
  • Pero ha hecho negocio al calor de muchos (PSOE, BNG, PP…), con polémica incluida: Anxo Quintana estuvo en su yate en 2009.
  • La empresa de construcción y renovables gana 2,2 millones hasta marzo, aunque la cifra de negocio baja levemente por el descenso de concesiones.
  • El Ebitda cae un 27,9% porque la mejora del negocio constructor ( 138,8%) no logra compensar la bajada del de infraestructuras.
  • La deuda se reduce un 13,1%, hasta los 140,9 millones, pero las cifras no gustan al mercado: las acciones caen un 3,77% a media mañana: la compañía sólo vale 67 millones.
Este viernes, Grupo San José ha presentado sus resultados del primer trimestre. A la vista de las cifras, su presidente y Ceo, Jacinto Rey (en la imagen), puede sonreír, a pesar de la jugarreta que le ha hecho la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, hace unos días. Y es que el empresario constructor pontevedrés era uno de los impulsores junto al BBVA de la famosa 'Operación Chamartín'. Sin embargo, parece que este ambicioso plan de infraestructuras para el norte de la capital no era del gusto de la alcaldesa, ya que esta semana ha decidido darle portazo y sustituirlo por otro denominado 'Madrid Puerta Norte'. Pero Jacinto Rey ha hecho negocio al calor de muchos partidos políticos, sin importar el color (PSOE, BNG, PP,…). Por ejemplo, Grupo San José fue uno de los adjudicatarios en el concurso eólico de la Xunta de Galicia, impulsado por el bipartito (PSOE-BNG) que gobernó dicha región entre 2005 y 2009, y que después resultó fallido, así como en el que llevó a cabo el popular Alberto Núñez Feijóo en su primera legislatura. Además, en los nueve primeros meses del 2015, el peso de su mercado doméstico creció, gracias, en parte, a importantes contratos en Galicia y a la adjudicación en el tercer trimestre de más contratos públicos por parte del Gobierno: mantenimiento de los servicios centrales del Ministerio del Interior, así como dela conservación de los jardines de los palacios de La Granja de San Ildefonso, Aranjuez, El Pardo, el Escorial y el campo del Moro en Madrid, junto a Valoriza Servicios Ambientales (Sacyr), como citó Economía Digital. Claro que su buena sintonía con políticos de uno y otro partido no ha estado exenta de polémica. En los tiempos del bipartito en Galicia, que presidía el socialista Emilio Pérez Touriño, los focos se pusieron en el entonces vicepresidente de la Xunta y líder del BNG: Anxo Quintana. ¿Por qué? Por sus fotografías en el yate de Jacinto Rey. Un hecho que calentó la campaña electoral del 2009 y que seguramente pasó factura en las elecciones autonómicas del 1 de marzo al BNG, que no pudo revalidar el gobierno de coalición con los socialistas; de hecho, a mediados de marzo, Quintana y la Ejecutiva del BNG presentaron su dimisión. Volvamos a los resultados de Grupo San José. La empresa de construcción y renovables ha ganado 2,2 millones de euros hasta marzo, una notable mejora respecto a hace un año, cuando registró unas pérdidas de 8,7 millones. Aunque la cifra de negocio ha bajado levemente (-1,8%), hasta los 132,55 millones por el descenso de la división de concesiones y servicios a sólo 10,61 millones (-40,4%). Y es que hace un año, inició la explotación de la concesión de hospitales de Chile. Eso sí, conviene destacar el aumento de las ventas del negocio constructor en España ( 5,6%) que han ascendido a 41,9 millones. Este negocio ya supone el 81% de la facturación del Grupo, de la que el 60% procede de la actividad internacional. Por su parte, el Ebitda ha caído un 27,9%, hasta los 10,41 millones. Esto se debe a que la mejora del Ebitda del negocio constructor ( 138,8%) no ha logrado compensar la bajada del de infraestructuras. Pero Grupo San José parece que tiene futuro, pues su cartera de pedidos se sitúa en 1.876 millones ( 2,2%), de los cuales 1.064 millones son de construcción. Además, la deuda ha bajado un 13,1% respecto al cierre del año pasado, hasta los 140,9 millones. Claro que los resultados pueden haber alegrado a Jacinto Rey, pero no han gustado al mercado: las acciones caían un 3,77% a media mañana, hasta los 1,02 euros, y conviene destacar que la compañía sólo vale 67 millones. Cristina Martín cristina@hispanidad.com