• El beneficio neto se sitúa en 387 millones por las filiales Broadspectrum y Budimex y la venta de autopistas lusas.
  • Saca tajada de sus 'joyas' -autopista ETR 407 y aeropuerto de Heathrow-: recibe 274 millones en dividendos.
  • Las ventas ascienden a 9.194 millones ( 19,5%), de las que el 77% proceden de fuera de España.
  • Servicios y Construcción, las áreas que más aportan: 5.430 millones ( 26%) y 3.394 millones ( 12%).
  • Y llama la atención la curiosa ingeniería fiscal: no paga un tipo del 25% en impuesto de Sociedades, sino del 9%.
La crisis económica ha cambiado mucho el sector de la construcción 'made in Spain': antes había seis compañías fuertes, pero ahora se habla de tres que van regular (OHL, FCC y Sacyr) y de otras tres que están fuertes (Ferrovial, Acciona y ACS). En este último grupo, se sitúa Ferrovial, que ahora es considerada líder en construcción y tiene el 'mix' perfecto de negocios -autopistas, aeropuertos, construcción y servicios- y diversidad geográfica: por ello, ha ganado casi un 40% más hasta septiembre gracias al buen rumbo internacional. El beneficio neto del grupo que preside Rafael del Pino (en la imagen) se ha situado en 387 millones de euros, por sus filiales Broadspectrum y Budimex -australiana y polaca, respectivamente- y las plusvalías obtenidas de la venta de algunas autopistas portuguesas. Además, ha sacado tajada de sus joyas de la corona -la autopista canadiense ETR 407 y el aeropuerto londinense de Heathrow-: le han reportado unos dividendos de 274 millones. Por su parte, las ventas, o mejor dicho, los ingresos han ascendido a 9.194 millones, lo que supone un 19,5% más que hace un año. De este monto, el 77% procede de fuera de España, por tanto, el negocio internacional es clave para Ferrovial. Servicios y Construcción son las áreas que más han aportado: 5.430 millones ( 26%) y 3.394 millones ( 12%), respectivamente. En cuanto al resultado bruto de explotación, la cifra ha sido de 711 millones en los nueve primeros meses, lo que supone un incremento del 9,5%. Destacan: Servicios, con 309 millones ( 48%); Autopistas, con 239 millones ( 5,1%) y Construcción, con 164 millones (-27%). Y llama la atención la curiosa ingeniería fiscal, pues con un beneficio antes de impuestos de 464 millones, en línea con el de hace un año (457 millones), sólo ha pagado 42 millones de impuesto sobre beneficios, lejos de los 175 millones que abonó en el mismo periodo de 2016. Es decir, que el grupo no ha pagado un tipo del 25% en impuesto de Sociedades, sino del 9%. ¿La razón? Desgravaciones, etc. Algo que no es ilegal, pero sí supone cierta ingeniería fiscal. Por último, señalar que en endeudamiento se ha incrementado ligeramente ( 5,3%), hasta los 4.495 millones, frente a los 2.466 millones de hace un año. Cristina Martín [email protected]hispanidad.com