• Los tribunales españoles impusieron a Enric Stern y a Jaume Roura una multa de 2.700 euros para eludir la prisión por un delito de injurias a la Corona, con la advertencia de que si no la abonaban se ejecutaría la condena a 15 meses de prisión.
  • Al final, entraron en la cárcel.
  • Pero, según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la pena constituyó "una injerencia en la libertad de expresión que no fue proporcionada con el fin perseguido".
  • O sea, pura libertad de expresión.
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo se ha 'puesto estupendo' y ha condenado hoy a España a indemnizar a los dos manifestantes que quemaron en Girona en 2007 una foto gigante de los Reyes y a los que se impuso una pena de cárcel. Y es que, según Estrasburgo, la pena constituyó "una injerencia en la libertad de expresión que no fue proporcionada con el fin perseguido", informa Ideal. Los tribunales españoles impusieron a Enric Stern y a Jaume Roura (en la imagen) una multa de 2.700 euros a cada uno para eludir la prisión por un delito de injurias a la Corona, con la advertencia de que si no la abonaban se ejecutaría la condena a 15 meses de prisión. Ahora, el fallo unánime de la Corte europea condena a España a indemnizar a los demandantes con la misma cantidad que pagaron de multa, además de otros 9.000 euros en concepto de gastos. Andrés Velázquez [email protected]