• Continúa el interés por nuestro país: el 75% del volumen total invertido corresponde a fondos extranjeros.
  • La Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri) reivindica un mayor apoyo de la Administración.
  • Sobre todo ahora, en el inicio del brexit.
La inversión del capital privado en España está de enhorabuena. 2017 fue un "año espectacular" para el presidente de Ascri, Juan Luis Ramírez (en la imagen), que ha presentado este martes los datos preliminares del ejercicio. En total, el volumen de inversión alcanzó la cifra récord de 4.900 millones de euros. Tres son las razones de este éxito: las 11 operaciones que superaron los 100 millones de euros de equity (megadeals); la intensa actividad de los fondos internacionales, que representan el 75% del volumen total y muestran el interés que sigue suscitando nuestro país; y los máximos históricos del middle market, con un volumen total de 1.468 millones de euros repartidos en 55 inversiones. Así y todo, España sigue muy por detrás del resto de países europeos de su entorno. Por ejemplo, en Francia, el volumen es cuatro veces superior cuando realmente, por el tamaño de su economía con respecto a la española, esa brecha solo debería ser del doble. En este contexto es en el que Ascri reivindica un mayor apoyo por parte de la Administración. Un apoyo que se hace especialmente necesario ahora que el mercado español se puede convertir en alternativa al Reino Unido tras el brexit. Si es que finalmente se produce, claro está. Pablo Ferrer [email protected]